Los constructores estaban haciendo todo lo posible para no cesar su actividad durante la cuarentena, ante el riesgo de quiebra que representa la suspensión para 9 de cada 10 empresas del ramo. Pero el cemento, uno de sus principales insumos, está por terminarse.

“Hoy nos enfrentamos con otro problema: la industria cementera se ha detenido a partir del sábado y las obras nos reportan que ya no van a tener ese insumo. Ya no tienen cemento. Posiblemente puedan trabajar mañana, pasado mañana. Si este insumo ya no está en el mercado, eso le genera problemas al resto de la industria“, alertó Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

Apenas la mañana de este lunes, la mayor cementera del país, Cemex, informó que suspenderá su producción “y algunas actividades relacionadas” con motivo del decreto lanzado la semana por las autoridades federales en que se llama a detener todas las actividades económicas no esenciales para tratar de reducir los contagios y sobre todo las muertes por coronavirus Covid-19.

En el mismo sentido, Interceramic también informó el lunes del inicio del proceso de cierre temporal de sus tiendas y plantas productivas hasta el último día de abril.

TAMBIÉN LEE: Construcción debe ser actividad esencial o quebrarán 9 de cada 10 empresas: CMIC

Ante ello, la mayor parte de las actividades productivas, excepto las de salud, seguridad, justicia, abasto de alimentos, servicios básicos y logística, habían realizado paros parciales o totales.

Este sector en tanto pidió la semana pasada ser considerado como una actividad esencial. Incluso, la CMIC envió un oficio a las autoridades explicando los protocolos de sanidad que se implementaron desde mediados de marzo así como la necesidad de operar para evitar el cierre de miles de empresas, así como el despido de decenas de trabajadores. La respuesta de la Secretaría de Gobernación, que recibió el documento, fue turnarlo al Consejo de Salubridad General para que “resolviera” conforme a derecho según el acuerdo de la semana pasada.

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

No obstante que en al menos 4 entidades (Yucatán, Quintana Roo, Nuevo León y Baja California Sur) las obras se han detenido casi por completo, en el resto del país, presumió Ramírez Leal, se han alcanzado acuerdos con los gobiernos locales para continuar la obra pública, misma que empezará a adolecer la falta de material.

“¿Qué va a suceder en poco tiempo? Muchas de las empresas que representamos, por no tener la capitalización, van a tener que cerrar las operaciones y liquidar a los trabajadores”, recordó Ramírez.

Apenas la tarde del lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo adicional que explica las actividades que se pueden mantener y las condiciones para ello. Entre ellas, se enlistó la producción de cemento, vidrio y acero, siempre que su suspensión pueda tener un efecto irreversible.

Alza del asfalto

Entre las actividades que han mantenido los constructores se encuentra la de mantenimiento de carreteras, para la cual requieren de asfalto, materia prima que ha incrementado sus precios en hasta 20%, reclamó la Cámara.

“En este momento nos preocupa el asfalto, y hasta ahora no tenemos más que especulación con distribución de materiales con cambios (de precios) en algunos aceros para la construcción, me están reportando que ha habido incrementos no por los fabricantes, por los distribuidores”, comentó Ramírez Leal.

Según datos reportados por su agrupación, el alza del precio va de 15.5 hasta 20.3%, por lo que los constructores solicitarán a Pemex un ajuste en este sentido.

 

Siguientes artículos

DOLAR MONEDA Pixelated us paper currency on dark background
Nadie quiere dólares: el estado de ánimo sigue siendo de optimismo
Por

Esta mañana, el índice dólar no muestra cambios tras haber descendido a su nivel más bajo desde mediados de marzo.