La pandemia de Covid-19 trajo una ola de desempleo, donde el 46% de los encuestados en esta situación se consideraron en desventaja a la hora de optar por nuevos trabajos, siendo las mujeres y mayores de 44 años los más afectados, de acuerdo con un estudio de LinkedIn.

En México, la contracción económica en 2020 afectó mayormente al empleo femenino. A partir enero de 2021, 3.3 millones de personas se mantienen fuera del mercado laboral, de las cuales 2.2 millones son mujeres, lo equivalente a 65.5% del total, de acuerdo con un análisis de Citibanamex.

Sin embargo, la percepción del desempleo ha mejorado considerablemente, ya que el 61% de los encuestados afirmó que el estigma se ha reducido a causa del contexto actual que ha impulsado la empatía.

“Los primeros meses de la pandemia, de marzo a agosto hubo una baja bastante fuerte de oferta laboral y después de agosto a enero se ha recuperado, mes a mes pero no lo suficiente para recuperar la baja, pero sí gradualmente”, explicó Ramiro Luz, Líder de Soluciones de Talento en Hispanoamérica de LinkedIn, en entrevista para Forbes México

Entre las vacantes más demandadas en la pandemia se encuentran las relacionadas con el sector tecnológico, como lo son los ingenieros informáticos, programadores, desarrolladores, seguido por puestos en el sector inmobiliario, profesionales médicos y de educación. 

“Si comparemos lo que eran los trabajos más demandados de abril a octubre de 2020, en comparación con 2019; identificamos que hubo crecimiento concentrado en algunos sectores como el tecnológico, gracias a las empresas creciendo al mundo digital, como de empresas tradicionales que trataron de ajustar sus procesos al mundo online, e-commerce, canales de atención a clientes virtuales y otras”, añadió.

Te podría interesar: Wi-Frío: el proyecto que llevará internet gratis a zonas rurales de Querétaro

Durante este periodo de desempleo, el 30% de los profesionales han optado por el empleo informal, un 23% por puestos temporales y de freelance, el 30 % ha dedicado parte de su tiempo a mejorar su perfil profesional a través de cursos gratuitos y 29% se dedicó a algún negocio familiar.

“Este crecimiento tiene diferentes motivaciones, pero este año viene por la necesidad: las personas necesitan adaptarse y responder a la crisis, pensar si hay otra manera a tratar de desarrollar sus creatividades y habilidades y pensar en nuevos negocios que les den una actividad e Ingreso económico en un momento de crisis”, reiteró Luz.

Por su parte, la red profesional presentó la campaña Apóyate en LinkedIn, que tiene el objetivo de ayudar a profesionales que se encuentran en busca de oportunidades, así como para aquellas PyMEs que necesitan fortalecer su actividad, a través de dos workshop gratuitos y un ebook de desarrollo propio.

“Tenemos dos webinars; uno se enfocará en cómo prepararse y ser un profesional competitivo; cómo buscar y encontrar trabajo y el otro va más enfocado en el emprendimiento particularmente pensado en PyMEs que es una gran parte de la economía mexicana”, finalizó el Líder de Soluciones de Talento en Hispanoamérica de LinkedIn.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Chevrolet
Chevrolet Fleet Services: el programa de soluciones integrales para tu flotilla
Por

Con un soporte personalizado y una amplia red de distribuidores certificados, te brinda la confianza que necesitas para...