Google fue demandado este martes en una acción colectiva que acusa a la compañía de invadir ilegalmente la privacidad de millones de usuarios al rastrear de manera generalizada su uso de internet a través de navegadores configurados en modo “privado”.

La demanda busca al menos 5,000 millones de dólares y acusa a la unidad de Alphabet Inc de recopilar información sobre lo que las personas ven en línea y dónde navegan, a pesar de usar lo que Google llama modo incógnito.

Te recomendamos: Forbes Conecta: Digitalización de la banca, un reto para países en vías de desarrollo: Mastercard

En respuesta, un vocero de Google anunció que la compañía se defenderá e indicó que su navegador establece con claridad que en el modo incógnito, las páginas web pueden recopilar información de la sesión.

“Cuestionamos enérgicamente estas afirmaciones y nos defenderemos contra ellas. El modo incógnito en Chrome ofrece la opción de navegar por internet sin que la actividad se guarde en el navegador o dispositivo. Como establecemos claramente, cada vez que se abre una nueva pestaña de incógnito, los sitios web pueden recopilar información sobre su actividad de navegación durante la sesión”, indicó un vocero de la firma.

La demanda sostiene que Google recopila subrepticiamente datos a través de Google Analytics, Google Ad Manager y otras aplicaciones y complementos de sitios web, incluidas algunas para teléfonos inteligentes, independientemente de si los usuarios hacen clic en anuncios compatibles con Google.

Esto ayuda a la compañía a conocer detalles sobre los amigos de los usuarios, sus pasatiempos, sus comidas favoritas, sus hábitos de compra e incluso las “cosas más íntimas y potencialmente embarazosas” que buscan en línea, según la denuncia.

Sigue la información de tecnología en nuestra sección especializada

Google “no puede continuar participando en la recopilación de datos encubiertos y no autorizados de prácticamente todos los estadounidenses con una computadora o teléfono”, sostiene la demanda.

Si bien los usuarios pueden ver la navegación privada como un refugio, investigadores de seguridad informática han expresado durante mucho tiempo preocupación de que Google y sus rivales puedan rastrear las identidades de las personas en diferentes modos de navegación.

La demanda incluiría a “millones” de usuarios de Google que desde el 1 de junio de 2016 navegaron por internet en modo “privado”.

Con información de Reuters

Suscríbete al newsletter de Forbes México

 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...