A partir del 1 de julio, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cobrará más por la transmisión de electricidad renovable y de cogeneración producida por empresas privadas para su autoabasto y de sus socios, informó la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

La autoridad energética expidió los cargos por el servicio de transmisión de energía eléctrica que aplicará la filial CFE Intermediación de Contratos de Interconexión Legados a plantas eléctricas renovables y de cogeneración a precios de 2018, según la metodología de transmisión fijada en la resolución 066 de 2010.

La publicación responde a la solicitud de la empresa estatal para reconocer que el autoabasto eléctrico generaba pérdidas promedio por 7,500 millones de pesos anuales ante los bajos cargos del denominado “porteo estampilla”, pues el esquema de autoabasto permite obtener miles de socios de las centrales con solo un peso.

El modelo de autobasto, que ha atacado la 4T, inició funciones en 1992, bajo el gobierno priista de Carlos Salinas de Gortari, con el fin de que las grandes industrias de cemento, acero y minería, produjeran su electricidad y la transportaran a sus múltiples instalaciones en el país, usando la infraestructura de transmisión de la compañía que hoy dirige Manuel Bartlett.

Según la compañía eléctrica, la metodología manipulada en el acuerdo 066 provocó en un “mercado negro” entre los generadores y sus socios, pues ofrecen energía de 5 a 10% más barata que el Mercado Eléctrico Mayorista.

El titular de CFE Intermediación de Contratos Legados, Mario Morales Vielmas, explicó previamente a Forbes México que en 2010, la CRE fijó los cargos considerando el uso de infraestructura pérdidas por transmisión, servicios conexos y administración del convenio, pero solo de forma descriptiva, a diferencia de los cargos de transmisión para centrales convencionales, con una metodología detallada.

Aquí la historia completa: Entrevista | CFE nombra empresas en mercado negro de autoabasto

Tras una solicitud para modificarlos en febrero del año pasado, la CRE, presidida por Vicente Melchi, aprobó los nuevos cargos de transporte eléctrico el pasado 28 de mayo, pero sin precisarlos. Dos semanas después, la filial estatal publicó los montos en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que significaron aumentos de 811, 428 y 469% mensuales en el transporte eléctrico de baja, media y alta tensión, comparadas con los cargos de junio de 2020.

La CRE justificó que los cargos responden a que los costos subieron 388% comparado con los cargos por el servicio en alta tensión; 374% en media y 634% en baja tensión.

El próximo mes, el cargo para alta tensión será de 0.27857 centavos por cada kilowatt-hora. En media tensión, el costo será de 0.25865 centavos y para baja tensión el cargo será de 0.89284 centavs por cada kilowatt-hora.

La CRE podrá determinar anualmente el cálculo de los costos empleados para la determinación de los cargos por el servicio de transmisión eléctrica de energías renovable y cogeneración.

Tras la publicación de CFE en el DOF, las empresa Tampico Solar y Saferay Solar interpusieron amparos contra los cargos.

El acto administrativo difundido por la CRE solo podrá impugarse a través del juicio de amparo indirecto, según el artículo 27 de la ley que rige a los reguladores energéticos.

Mujeres Poderosas
 

Siguientes artículos

Presidente Donald Trump
Trump celebra avance de empleo, pero nuevos casos de Covid-19 opacan el logro
Por

El presidente se apuntó este logro mientras que los nuevos casos de contagios en las grandes economías del país registra...