Reuters.- El jefe de la correduría minorista Robinhood y gerentes de fondos de cobertura de Wall Street se defendieron el jueves de una avalancha de incisivas preguntas sobre su papel en el frenesí comercial que sacudió a GameStop, en una sesión que muchas veces fue interrumpida porque los legisladores estadounidenses se frustraban con sus respuestas.

Algunos de los actores más poderosos de Wall Street, incluido el megadonante republicano y director ejecutivo de Citadel, Ken Griffin, defendieron sus negocios durante las horas de audiencia mientras los legisladores investigan cómo los usuarios de Reddit que realizan operaciones en plataformas minoristas afectaron a los fondos de cobertura que habían apostado en contra de las acciones del minorista de videojuegos y otras empresas.

Lee también: Michael Burry, el genio que inició el aumento del 4,000% de GameStop, liquidó todo antes del auge

“Robinhood es responsable de lo que sucedió y debemos asegurarnos de que no vuelva a suceder”, dijo el director ejecutivo de Robinhood, Vlad Tenev, quien pareció responder a la mayoría de las preguntas sobre el papel de la corredora en línea.

Griffin también fue blanco de una gran parte de las preguntas centradas en el peso de su empresa.

Un generador de contenidos de YouTube conocido como Roaring Kitty, que promovió su inversión en GameStop, entregó quizás la cita más memorable de la audiencia: “Algunas cosas que no soy: no soy un gato. No soy un inversor institucional, ni soy un fondo de cobertura”.

Lee: ‘Roaring Kitty’, líder de la revolución bursátil de GameStop, podría ser investigado

Todos estos hombres, entre los que también estaba el CEO de Melvin Capital, Gabriel Plotkin, y al CEO de Reddit, Steve Huffman, han estado en el centro de esta historia que sacudió a Wall Street en enero y que provocó investigaciones por parte de varias agencias federales y estatales.

La congresista Maxine Waters, presidenta del panel de finanzas de la Cámara baja liderada por los demócratas, es una conocida crítica de Wall Street, mientras que los republicanos en el panel también buscaron mostrar credenciales de protección al consumidor, lo que hizo que la audiencia fuera realmente tensa por momentos.

Tenev y Griffin enfrentaron preguntas particularmente difíciles durante una discusión a menudo caótica.

En un testimonio de apertura preparado, los testigos en general reconocieron que lo sucedió con GameStop no tenía precedentes, pero todos dijeron que no hubo juego sucio de su parte.

Tenev lamentó que las acciones de Robinhood molestaran a los clientes, pero dijo que ningún fondo de cobertura influyó en su decisión y que la situación habría sido “significativamente peor” si no hubiera suspendido las compras.

Lamento lo que pasó. Pido disculpas. No voy a decir que Robinhood hizo todo perfecto”, dijo, y agregó que la joven empresa ‘fintech’ no repetiría sus errores.

El fondo de cobertura Melvin Capital, con sede en Nueva York, que había apostado a que las acciones de GameStop caerían, sufrió pérdidas masivas a medida que las acciones se disparaban antes del 28 de enero. Citadel hizo una inversión de 2,000 millones de dólares en Melvin el 25 de enero.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Automotrices piden certeza al gobierno en abasto energético; 8 han ajustado producción
Por

Al menos 8 compañías automotoras han tenido que ajustar su producción ante la escasez de energéticos en México.