Reuters.- La Secretaría del Trabajo de México dijo el martes que encontró “irregularidades graves” en una votación sindical en la planta de General Motors (GM) en la ciudad Silao y ordenó al sindicato local de la automotriz volver a realizarla en un plazo de 30 días.

La determinación de la dependencia ocurrió tras la presión ejercida más temprano por legisladores estadounidenses sobre GM para garantizar los derechos de los trabajadores en esa planta, lo que se suma a preocupaciones de varios grupos mundiales de defensa laboral.

Funcionarios mexicanos habían dicho anteriormente que algunas papeletas fueron destruidas durante la votación realizada en abril, en la que los trabajadores ratificarían su contrato colectivo.

La ratificación es necesaria debido a una reforma laboral mexicana para garantizar que los trabajadores no estén sujetos a los llamados contratos de protección, que se firman a espaldas de los trabajadores y priorizan los intereses de la empresa.

Estas votaciones son parte de un esfuerzo más amplio que sustenta las promesas del nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) para defender los derechos de los trabajadores.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

La secretaría del Trabajo dijo en un comunicado el martes que las irregularidades de la votación “vulneraron los principios de seguridad y certeza que deben regir a todo proceso democrático”.

GM ha negado haber actuado mal y dijo que condena las violaciones a los derechos laborales.

Lee también: Legisladores en EU exigen a General Motors información sobre disputa laboral en México

 

Siguientes artículos

TikTok
YouTube pagará 100 mdd a influencers para competir con TikTok
Por

YouTube repartirá el dinero entre un número todavía no definido de usuarios a lo largo de 2021 y 2022 con base en su pop...