La industria aérea alista su regreso a las actividades ante la “nueva normalidad” y eso significa que ni los vuelos, ni los aviones ni los aeropuertos serán iguales. Al menos por un rato.

Este martes, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) publicó una hoja de ruta para la reapertura del transporte aéreo con medidas de bioseguridad para prevenir los contagios de Covid-19 en aeropuertos y vuelos.

Las medidas que propone se dividen en tres categorías: antes del vuelo, en el aire y al aterrizar en la terminal de llegada, y para todas solicita la participación y colaboración de autoridades, empresas y de los propios pasajeros.

Lee también: Vuelos en el mundo se estabilizarían en seis meses, por crisis y desconfianza

Para antes del vuelo, IATA sugiere que los gobiernos recaben por adelantado datos de los pasajeros, como información de salud, además de complementar con pruebas de Covid-19.

En el aeropuerto de salida, IATA prevé que se establezcan filtros de protección, así como restringir el acceso a las terminales a sólo los pasajeros y únicamente permitir acompañantes para menores de edad que viajarán no acompañados y personas con alguna discapacidad.

Monitoreo de temperatura por personal entrenado del gobierno en los puntos de acceso al edificio terminal. Distanciamiento físico en todos los procesos del abordaje. Uso de mascarillas para pasajeros y colaboradores acorde con las regulaciones legales”, señala el organismo.

Otras medidas sugeridas son el check-in con puntos de autoservicio para reducir el contacto con personas y eliminar las filas, así como el rediseño de salas de abordaje, reducción de equipaje de mano y limpieza y sanitización de superficies de alto contacto.

Encuentra las noticias más destacadas de los negocios en nuestra sección especializada

Ya en el aire, IATA establece que convendrá usar mascarillas para todos los tripulantes de las aeronaves, la entrega de alimentos preempacados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación, mayores procesos de limpieza y evitar que se hagan filas y aglomeraciones de pasajeros para usar el baño o para salir.

Finalmente, al llegar al aeropuerto de destino, se establecen distintos filtros como un nuevo monitoreo de temperatura, procesos migratorios automatizados con tecnología biométrica y aplicaciones móviles, acelerar el reclamo de equipaje y hasta declaraciones sanitarias con mayores rastreos de contagio para reducir los contagios importados.

“Actualmente no hay una sola medida que pueda mitigar todos los riesgos de reiniciar los viajes aéreos. Aun así, creemos que implementar estas medidas pueden ser la manera más efectiva de equilibrar la mitigación de riesgos con la necesidad de abrir las economías y permitir viajar en el corto plazo”, acota la IATA.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

Te recomendamos: Video | El hospedaje después de la cuarentena

 

Siguientes artículos

AMLO Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado
López Obrador propone a titular del Indep para defensa de los contribuyentes
Por

Ricardo Rodríguez estará en la terna de candidatos propuestos por el presidente para el cargo de titular de la Prodecon....