La afluencia en las vialidades del país se vio reducida por las medidas de distanciamiento social para contener la pandemia, y en el caso de las autopistas, el impacto mayor se dio en los autobuses de pasajeros.

De acuerdo con un reporte de HR Ratings, en el primer tercio del año, el tránsito por las autopistas se redujo en el país 13.4% en relación con el primer cuatrimestre de 2019.

Descarga gratis la edición impresa de julio de Forbes México

Por tipo de vehículo, la caída más notoria se dio en el aforo de autobuses de pasajeros, que en abril, en el mes de mayores restricciones a la movilidad por la contingencia sanitaria, se redujo 63% en la región norte del país, 77.3% en el centro y 79.1% en el sur-sureste, acorde con los datos de la calificadora mexicana.

“En el caso de los autobuses, los cruces ya mostraban un deterioro a principio del año. El caso más representativo es en la región sur-sureste, en donde, desde enero, se registró una caída de doble dígito (-17.1% en enero a 79.9% en abril). Algo que puede explicar dicho comportamiento es que esta región está más asociada a actividades de servicios turísticos”, indica el documento.

También lee: Segundos pisos de CDMX también resienten la baja por la poca afluencia vehicular

Dicha baja anterior a la crisis por la emergencia sanitaria se atribuye al débil desempeño económico que tuvo el país durante 2019, cuando el PIB registró una caída de 0.1%, lo que incidió en los menores ingresos de las familias y por ende en el cambio de patrones de consumo.

En contraste, la presencia del transporte carga en las vialidades y autopistas resultó la menos afectada por las medidas de distanciamiento por la contingencia sanitaria, pues en su mayoría fueron consideradas parte de las actividades esenciales que continuaron su operación durante la pandemia.

Para el mes de abril, la caída en el tráfico de camiones de carga fue de 27.3% en la zona norte, 15.6% en el centro y 10.3% en el sur-sureste, refiere HR Ratings.

En el caso de los vehículos ligeros, que son el tipo de unidad que más circula por esas vías, tuvo un impacto apenas menor que el de los autobuses y mayor que el transporte de carga. Según datos del cuarto mes del año, tuvieron una reducción del 60, 51 y 58% en las zonas norte, centro y sur-sureste, respectivamente.

“Si bien dentro de la composición del aforo, los vehículos ligeros fueron los que sufrieron un mayor deterioro en abril; el desempeño de los vehículos de carga fue tal que contuvo una caída mayor en los ingresos agregados”, expone el documento.

Dichas caídas no obstante son menores en proporción a las bajas en ingresos en esas autopistas, pues en total, en abril se redujeron 37% frente al mismo mes de 2019.

El reporte de HR Ratings monitorea 32 tramos carreteros: 14 en el norte del país; 12 en el centro y 6 más en el sur-sureste.

 

Siguientes artículos

¿Cuáles serán los canales de TV que transmitirán las clases a distancia?
Por

Las lecciones comenzarán a partir del 24 de agosto y participarán los principales concesionarios de la televisión mexica...