Cuando el nuevo coronavirus comenzó a extenderse en la ciudad china de Wuhan, fue el primer temblor de una serie de terremotos que iban a sentirse en todo el mundo. Las reservas de la producción china comenzaron a escasear, algo que rápidamente tuvo consecuencias para el tráfico marítimo.

Por ejemplo, la demanda de transporte marítimo de la empresa de logística alemana Kühne y Nagel bajó considerablemente en el primer trimestre. Los barcos son el medio de transporte más importante en lo que a cantidad de carga se refiere. Si se trata del valor de la carga, el transporte aéreo tiene una importancia mayor.

El transporte de personas se vio rápidamente frenado, algo que también afecta al sector de la logística, ya que “gran parte del transporte aéreo está en las bodegas de los aviones de pasajeros”, explica Eric Heymann, economista de Deutsche Bank Research. Desde principios de marzo, la empresa logística Kühne y Nagel perdió alrededor de un 60% de su transporte aéreo mundial.

Un nuevo frente

El virus ya se ha extendido por todo el mundo. Aunque tanto en Europa como en otros lugares del mundo se empieza a reanudar lentamente la producción, el sistema aún no está a pleno rendimiento. En muchos puertos hay restricciones que dificultan la logística.

En Europa, las navieras han reducido sus capacidades a la mitad con el fin de nivelar oferta y demanda. El volumen de negocios de 50 empresas encuestadas ha caído en promedio entre el 30 y el 40% en marzo y abril.

Y ahora un nuevo frente amenaza desde la otra parte del mundo. La economía estadounidense se encuentra en caída libre y Sudamérica podría convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia, por lo que las empresas de transporte aéreo y marítimo sufrirán un masivo repliegue de la demanda.

Robert Völkl, jefe de negocio de la Asociación de Expeditores de Bremen, dice a DW que la logística se ha visto muy golpeada por la pandemia, “aunque no afecta en la misma medida a todos. Aquellos especialmente dedicados a la industria del automóvil, han perdido casi el cien por cien de su volumen de negocio”, asegura Völkl.

También en las áreas de electrónica, construcción de maquinaria y el comercio textil, “la demanda de servicios logísticos ha colapsado casi por completo”, dice, por su parte, Frank Huster, de DSLV, Asociación alemana de Expedición y Logística.

Por otra parte, la demanda de los sectores farmacéutico y de alimentación ha aumentado considerablemente. En parte de forma “desproporcional”, dice Huster, que cree que el punto más bajo de la crisis ya ha quedado atrás. La economía en el este asiático vuelve a estar en marcha y, con ella, vuelve el flujo de mercancías en dirección Europa. También las industrias químicas y automovilísticas europeas y alemanas reanudan su producción. Y reabre el comercio, que se apoya en gran medida del sector logístico.

Retos para el futuro

El virus ha infectado profundamente la economía mundial, porque es un sistema fuertemente interconectado. Esa característica se ha revelado como una desventaja durante la pandemia, no solo por el abastecimiento de tapabocas y equipos de protección.

Está en el aire la cuestión sobre si tendrá lugar una especie de desglobalización, una mayor regionalización de la producción. Si las empresas producen y compran a nivel regional, habrá consecuencias para el sector logístico. “No es algo que necesariamente implique menos negocio”, dice Heymann. “Si la producción se reparte entre varios lugares, puede significar incluso una mayor necesidad de transporte entre las distintas sedes”, subraya.

Pero el cambio climático sigue siendo el tema verdaderamente importante para el sector logístico. “El coronavirus seguirá siendo dentro de algunos años un momento de grave crisis en la economía, que de alguna manera consiguió superarse”, considera Heymann, economista de Deutsche Bank Research. “Pero lo que queda es todo el tema del clima y las regulaciones de la política medioambiental”. El experto está seguro de que el sector del transporte está cada vez más en la mira de estas regulaciones.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

DW banner
 

Siguientes artículos

Avianca
Avianca Holdings inicia proceso de quiebra ante impacto por Covid-19
Por

Avianca, la segunda aerolínea más grande de América Latina, estimó pasivos de entre 1,000 millones y 10,000 millones de...