Las tiendas departamentales y especializadas hicieron un llamado a los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México para permitir la reapertura de sus unidades a partir del 22 de enero, ya que están llegando al punto de “no retorno”, lo que representaría la pérdida de empleos.

En conferencia de prensa, el presidente de la Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD), Vicente Yáñez, señaló que 83,956 personas se encuentran sin laborar y sus empleados están en riesgo debido al cierre de 3,675 tiendas, generando pérdidas para las tiendas superiores a los 21,105 millones de pesos.

“Cercanas al punto de no retorno, tiendas departamentales y especializadas piden ser sumadas a la reapertura en Valle de México, en llamado conjunto la ANTAD y sus asociados afirman ser espacios seguros y piden reabrir, para reactivar su economía”, afirmó.

También lee: Carl’s Jr. echa la carne a la parrilla, va por 200 sucursales más en México

Y es que, explicó, desde que fue decretado el nuevo cierre de actividades las comisiones pérdidas por el personal de tiendas ascienden a más de 630 millones de pesos, dinero que dejaron de recibir los colaboradores.

Por lo que hizo un llamando a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, a permitir la apertura controlada y bajo horarios extendidos, debido sus condiciones económicas han llegado a un punto cercano al no retorno, lo que implicaría la pérdida de empleos.

“Nuestra petición no es irresponsable, dado que hemos demostrado ser capaces de conducirnos eficazmente y dentro de los estándares nacionales e internacionales aplicables a establecimientos como los nuestros en operación bajo la crisis sanitaria, ya que han comprobado que son espacios seguros.

Además, el presidente del organismo comentó que también hay que considerar en la cadena de valor a los más de 15,000 proveedores, lo cuales general alrededor de 400,000 empleos.

“Es posible combatir la crisis sanitaria y económica por las que atraviesa el Valle de México, nos comprometemos a seguir ofreciendo espacios seguros donde nuestros clientes y colaboradores desarrollen sus trabajos y vidas en condiciones de seguridad, permitámosle el acceso al trabajo que les garantice el sustento económico para sus familias”.

Por lo que hicieron un llamado a ser sumados a las iniciativas y poder concretar la reapertura a partir del próximo 22 de enero, bajo un esquema acordado conjuntamente y con base en las condiciones de mayor seguridad relacionadas con aforos y horarios extendidos.

Para 2021, la ANTAD estima un crecimiento de 6.5% a tiendas totales y de 4.1% a unidades iguales; además de la inversión de 2,000 millones de pesos, principalmente para remodelaciones, nuevas tiendas, logística, distribución, sistemas y tecnología, así como capacitación y capital humano.

En diciembre de 2020, las ventas de las cadenas asociadas al organismo a tiendas totales, incluyendo las nuevas aperturas, reportaron una caída de 3.8% y a tiendas iguales bajaron 6.2%; mientras que en el año bajaron 2.4% en unidades totales y una caída de 5.1% a iguales, acumulando  1.3 billones de pesos.

De enero a diciembre el segmento de autoservicio tuvo un crecimiento de 7.7% a tiendas totales y 5.4 por ciento a tiendas iguales; el departamental decreció 13.6% a tiendas totales y  menos 15.1% a tiendas iguales; mientras que las especializadas presentaron un decrecimiento de 2.0% a tiendas totales y una caída de 6.0% a tiendas iguales.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Carl’s Jr. echa la carne a la parrilla, va por 200 sucursales más en México
Por

En la actualidad la cadena tiene 300 sucursales en el país, para 2024 espera llegar a 400 y en 2027 a 500.