Desde una perspectiva optimista, nos encontramos en un momento en el que se publican muchos videojuegos con diversidad, en el mejor y más amplio de los sentidos. Afortunadamente, para pasar un buen rato jugando algo reciente no estamos reducidos a los first-person shooters o juegos de mundo abierto. Night in the Woods (Finji, 2017, PS4 / PC / Mac) es uno de los mejores ejemplos de esos juegos diversos -y mejor aún- originales.

Si bien, es posible describir este título como un juego de plataformas 2D con énfasis narrativo y elementos de exploración, existe una larga lista de atributos que lo hacen único. Es el primer juego del estudio independiente Infinite Fall, formado por el desarrollador canadiense Alec Holowka (galardonado en el Independent Games Festival de 2007 por su juego Aquaria), y el animador Scott Benson.

Night in the Woods es la historia de Mae Borowski, una joven gata de 20 años que, después de convertirse en el primer miembro de su familia en asistir a la universidad, decide abandonar sus estudios, y no le queda más opción que regresar al pequeño pueblo minero de sus padres, Possum Springs. Después de casi dos años en la universidad, Mae se reencuentra con sus amigos de la infancia, que de distintas maneras intentan sobrellevar la vida en una comunidad cerrada y aburrida.

El juego es parte de la lista de éxitos indie en Kickstarter. Su campaña de crowdfunding fue lanzada en octubre de 2013, consiguiendo los recursos para su financiamiento en prácticamente un día, y recaudando el 400% de su presupuesto al término de un mes. Después de una serie de retrasos, el juego salió al público de forma exclusivamente digital en febrero de este año, con resultados sorprendentes.

PUBLICIDAD

En un principio, parece que Night in the Woods tratara acerca de nada, ya que las actividades de su protagonista se resumen a caminar por el pueblo mientras cavila sobre su vida, y buscar algo en qué entretenerse junto con sus fracasados amigos. Los controles son muy sencillos, aun para ser un juego de plataformas; caminas y saltas por cada escenario mientras van apareciendo opciones de diálogo con los demás personajes, así como los pensamientos de Mae. Aquí es donde comienza la mejor parte.

El guión, escrito por Scott Benson y su esposa Bethany, es extraordinario. Desde las situaciones tan banales que presenta, hasta las conversaciones casuales con los amigos de Mae, y el flujo de su sistema de diálogos, Night in the Woods tiene un estilo único y particular, difícilmente encontrado en un videojuego. Aunque básicamente se trate de un título de plataformas, su diseño sirve como un medio para poner al jugador en los zapatos de una joven confinada a la opresiva y tediosa vida de los pueblitos en el Midwsest de los Estados Unidos.

La exploración del pueblo es de lo más entretenido. Mientras vas caminando por la calle de Possum Springs te encontrarás con un amplio y variado número de habitantes que van contando sus historias y anécdotas de forma natural y entretenida. El número de diálogos en el juego es muy extenso y es una mina de oro. Las conversaciones con los amigos de Mae, entretejen un relato de tipo bildungsroman -o historia comingofage– que se siente natural, desenfadado y sin pretensiones.

Durante el juego, Mae se encontrará caminando por los techos de las casas del pueblo, explorando el cementerio por la noche, o visitando el decadente centro comercial para pasar el rato. Aunque el juego tiene algunos elementos de puzzle en su sistema de plataformas, en realidad no representa un reto significativo. Incluso se podría alegar que su sistema de progresión es como de un walking simulator, un juego en el que se van activando diálogos mientras recorres su mundo más como un espectador.

El estilo de las ilustraciones de Benson, con animales caricaturescos en un mundo de matices neón, hace un contraste fabuloso con el tono de la historia. Además, todo se encuentra bellamente animado, desde los movimientos de los personajes hasta los escenarios.

Conforme progresa la historia, Night in the Woods presenta un cambio de dirección bastante interesante, en el que tendrás que resolver el misterio detrás de una serie de asesinatos. Lo que a simple vista parecía una historia acerca de jóvenes adultos aburridos, y que luchan contra la depresión y las dificultades económicas, se convierte en una especie de relato de horror.

Night in the Woods definitivamente no es para todo tipo de público, pero irónicamente podría ser una puerta de acceso para un amplio grupo que no es aficionado a los videojuegos. No sólo es un juego absolutamente entretenido y que deja una marca emocional, pues fácilmente crea en el jugador empatía por sus personajes, sino también está excelentemente hecho. Si éste se toma por lo que es, con seguridad puede ofrecer de siete a diez memorables horas de juego, que son algo bastante razonable por los 20 dólares que cuesta aproximadamente.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¡Ya basta! el Marketing Digital no existe
Por

Decir Marketing Digital o Marketing de Contenidos, equivale a decir Marketing Radial, o Marketing Televisivo, lo digital...