Reuters. – Renault y su socio Nissan están discutiendo planes para un acuerdo mediante el que el fabricante japonés adquiriría la mayor parte del 15% de participación estatal en la empresa francesa, dijeron fuentes cercanas al asunto a Reuters.

Las empresas están en conversaciones con funcionarios del gobierno sobre las propuestas del jefe de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, que haría que París renuncie a su influencia en Renault y que el fabricante de automóviles francés ceda el control a Nissan, según tres fuentes.

Sin embargo, cualquier acuerdo afronta importantes obstáculos, como su extrema sensibilidad política en Francia, y aún no ha obtenido la aprobación del gobierno, dijeron las fuentes. Para hacerlo, debe equilibrar los intereses franceses y japoneses, evitando la apariencia de una adquisición.

“Cualquier discusión sobre una transacción de acciones con Renault, Nissan o el estado francés es pura especulación”, dijo el portavoz de Renault-Nissan, Jonathan Adashek. La alianza “no tiene planes de cambiar la proporción de participación cruzada de sus compañías miembros”, agregó.

PUBLICIDAD

Un funcionario del Ministerio de Finanzas francés dijo que el gobierno “negaba totalmente” que estuviera listo para vender sus acciones de Renault a Nissan.

Las fuentes indicaron que Renault estaba siendo asesorado por BNP Paribas y Nissan por Nomura sobre la posible venta de la participación. Los bancos no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Ghosn también propuso una estructura provisional por la que una fundación holandesa supervisaría la administración de Renault, Nissan y Mitsubishi Motors como un preludio a su integración como un grupo automotriz global con sede en Ámsterdam, añadieron las fuentes.

“Para el gobierno, una fundación holandesa no es una opción”, dijo el funcionario del Ministerio de Finanzas que no quiso ser identificado.

Las acciones de Renault cerraron con un alza cercana al 5.6% a 94.44 euros.

La alianza Renault-Nissan, respaldada por participaciones cruzadas, ha buscado de forma intermitente desde su inicio en 1999 llevar adelante una fusión total, lo que ha fracasado por las objeciones de Francia, el mayor accionista de Renault.

Pero con Ghosn, el arquitecto principal de la alianza y que ahora comienza su último mandato como presidente ejecutivo de Renault, el gobierno ha estado presionando para lograr un vínculo que asegure el futuro de Renault-Nissan, el mayor grupo de fabricación de autos del mundo por ventas el año pasado.

Renault posee el 43.4% por ciento de Nissan, pero acordó limitar el control formal de su mayor socio en un pacto de accionistas de 2015 que desactivó un enfrentamiento entre la junta directiva y el gobierno francés. Actualmente, Nissan posee una participación controladora de 34% en Mitsubishi y 15% de Renault, aunque sin derecho a voto.

También puedes leer: Nissan prepara una nueva versión del Leaf, su auto eléctrico

 

Siguientes artículos

aviones
Airbus eliminará de su plantilla 37,000 puestos de trabajo
Por

Estas bajas se verán impactadas en Francia, Alemania, UK y España por una reducción en las tasas de producción de sus pr...