Notimex.- El presidente, Andres Manuel López Obrador, aseveró que en su mandato no se permitirá el uso de la fuerza para quitar mandatarios del poder.

“No queremos golpes de Estado. El pueblo da y el pueblo quita, que no se use la fuerza para que se quite a funcionarios de su cargo”, dijo en su visita a la Unidad Deportiva de Tlapa de Comonfort, Guerrero.

En su tercera jornada de Diálogo con los Pueblos Indígenas, el titular del Ejecutivo indicó que la Revocación de Mandato, aprobada por el Congreso se aplicará en 2022, con la intención de evitar cualquier conflicto.

 

“Por eso, siguiendo con la historia de las relaciones de Política Exterior de México, que ha sido ejemplar, se le dio asilo político a Evo Morales”, detalló.

López Obrador explicó que la revocación se realizará a través de una consulta popular, tal y como lo establece una de las modificaciones a la Constitución, que se le han hecho en menos de un año.

La nueva Constitución Mexicana

El titular del Ejecutivo dijo ante las y los representantes de las comunidades Mixteca, Tlapaneca, Amuzco y Náhuatl de la región alta de la montaña de Guerrero, que no era necesaria una nueva Constitución ya que con todas las modificaciones que ha hecho a la Carta Magna, es más que suficiente.

“Una nueva Constitución no, nos vamos a ir despacio por que llevamos prisa y cuando se vengan a dar cuenta y va a haber una nueva constitución. En Tlapa ya les puedo decir qué hay una nueva Constitución”, dijo López Obrador.

Además de la iniciativa de Revocación se Mandato, menciono que también se aprobó el subir a categoría de grave, el delito de corrupción.

También se realizó la modificación para prohibir la condonación de impuestos a grandes contribuyentes, así como la reforma electoral y la eliminación de la Reforma Educativa realizada por el presidente anterior.

Puedes leer: De última hora, Morena emite convocatoria para su Congreso Nacional