El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó este miércoles que las críticas públicas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Nordstrom están dentro del “derecho de un padre a defender a su hija”.

“Hay un ataque contra su marca y ese es aún su nombre. Ella no está dirigiendo directamente la compañía”, acusó sobre la decisión de la empresa de retirar las prendas de Ivanka Trump de sus tiendas.

Pese a la razón oficial que ha motivado la medida, Nordstrom ha sufrido una gran presión de grupos que promueven el boicot de productos de la familia Trump, propietaria de un imperio inmobiliario y numerosos negocios.

PUBLICIDAD

Ivanka Trump no tiene un papel oficial en el Casa Blanca, aunque su esposo, Jared Kushner, ejerce como asesor del presidente.

Te interesa leer: Trump arremete contra Nordstrom por “trato injusto” a Ivanka

Sin embargo, la hija forma parte del círculo íntimo del mandatario republicano, quien ha expresado públicamente su admiración por ella en repetidas ocasiones.

La respuesta de Spicer fue más allá del malestar que el propio Trump expresó la mañana de este miércoles, quien arremetió contra Nordstrom y la convirtió en el último blanco de sus duras críticas y ataques en Twitter.

“Mi hija Ivanka fue tratada tan injustamente por @Nordstrom. Ella es una gran persona – ¡siempre me anima a hacer lo correcto! ¡Terrible!”, tuiteó el mandatario en su cuenta oficial.

La semana pasada, Nordstrom anunció que los accesorios de Ivanka no estarán disponibles la próxima temporada, y argumentó que su decisión fue estrictamente de negocios basada en el desempeño y méritos de la marca.

También puedes leer: Ivanka: el lado femenino del imperio Trump

La cadena negó que la medida fuera en respuesta a la campaña “#GrabYourWallet”, que llama a los consumidores a boicotear la compra de productos que tengan que ver con el presidente Trump, su familia y sus donantes.

La decisión de Nordstrom fue precedida por la de Neiman Marcus, otra de las tiendas departamentales de lujo que dos días atrás anunció su decisión de dejar de vender la línea de joyería de Ivanka Trump, basada en criterios de productividad.

En julio de 2015, la cadena de tiendas departamentales Macy’s sacó de sus aparadores la línea de ropa de Donald Trump, en respuesta a los ataques lanzados por el magnate de los bienes raíces contra los mexicanos, cuando anunció su candidatura en pos de la nominación presidencial republicana.

Con información de agencias

 

 

Siguientes artículos

Iberdrola empieza a vender energía en México
Por

De acuerdo con Iberdrola, la energía destinada al mercado podrá ser adquirida por los nuevos usuarios calificados, entre...