EFE.- Cuatro astronautas de Estados Unidos, Japón y Francia están listos para viajar este viernes a la Estación Espacial Internacional (EEI) reutilizando por primera vez una cápsula y un propulsor, ambos de la compañía SpaceX, en el segundo viaje comercial a este laboratorio de microgravedad.

Esta previsto que la misión SpaceX Crew-2 despegue este viernes del Centro Espacial Kennedy, en la costa este de Florida, a las 05:49 hora local (09:49 GMT) para relevar a los ocupantes de la Crew-1, que han estado seis meses dedicados a investigaciones científicas de toda índole.

“Parece que el clima está cooperando, así que parece que intentaremos lanzar mañana (viernes)”, expresó este jueves en su cuenta de Twitter el astronauta francés Thomas Pesquet, de la Agencia Espacial Europea (ESA), uno de los tripulantes.

Si el clima lo permite y Crew-2 llega a la EEI, serán 11 los astronautas que tendrán que arreglárselas con los 7 “dormitorios” y tres baños de la estación hasta que el próximo 28 de abril los cuatro de la misión Crew-1 regresen a la Tierra en la capsula en la que llegaron en noviembre pasado.

“¡Nuestros amigos en la Estación Espacial esperan que lleguemos y no queremos llegar tarde. Incluso instalaron mi habitación recientemente y literalmente construyeron mi cama. ¡Qué buenos anfitriones!”, expresó el francés.

Lee: Space X lanza al espacio satélite Anasis 2, construido para Corea del Sur

Junto con Pesquet, llegarán a la EEI los estadounidenses Shane Kimbrough y Megan McArthur, de la NASA, y el japonés Akihiko Hoshide, de la agencia espacial JAXA, a bordo de una cápsula SpaceX Dragon.

La NASA informó este jueves que el 45 Escuadrón Meteorológico de la Fuerza Espacial de EU continúa pronosticando un 90% de posibilidades de condiciones climáticas favorables en la plataforma de lanzamiento este viernes.

 Detalló además que se prevé que la misión se acople a la estación espacial aproximadamente a las 05:10 hora local (09.10 GMT) del sábado.

La exploración del reciclaje

Tanto la cápsula Dragon como la primera etapa del Falcon 9 que partirán en el viaje de mañana han sido utilizadas antes, lo que permite reducir costos y está incluido en la asociación estratégica de la NASA y la compañía de Elon Musk.

En una Dragon viajaron en 2020 los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley como parte de la histórica misión Demo-2, que permitió reanudar el envío de astronautas desde territorio de Estados Unidos a la EEI tras una pausa de nueve años.

Lee también: El robot Ingenuity de la NASA hace historia con un vuelo en Marte

Aquella nave es la que se usará ahora y la estadounidense McArthur, esposa de Behnken, ya ha indicado que ocupará el mismo asiento que su pareja.

La cápsula partió el 30 de mayo de 2020 y cayó de manera controlada el 2 de agosto a las aguas del Golfo de México, en la costa de Florida.

Los cuatro astronautas de la misión Crew-2 han reiterado a la prensa que están listos para el viaje y se sienten tranquilos de hacerlo en Dragon como también de ser lanzados por un propulsor del Falcon 9 que ya se usó en noviembre pasado en el despegue de la Crew-1.

Kimbrough ya tiene incluso su lista de canciones cuando vaya de camino al cohete, entre ellas “City of Blinding Lights”, del grupo irlandés U2.

Su tripulación relevará a los estadounidenses Shannon Walker, Michael Hopkins y Victor Glover y el japonés Soichi Noguchi, de la misión Crew-1, que estarán de regreso en una semana.

No te pierdas: Nüwa: Así sería futura ciudad en Marte

Laboratorio internacional

 La Estación Espacial Internacional es un proyecto de más de 150,000 millones de dólares, integrada por 15 módulos permanentes.

Este laboratorio, que orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27,000 kilómetros por hora, rota astronautas internacionales que realizan estudios y contribuyen a investigaciones médica y de otra índole para la Tierra y a las futura misiones a la Luna y Marte.

Sus otros tres ocupantes actualmente son los rusos Oleg Novitski y Piotr Dubrov y el estadounidense Mark Vande Hei, que llegaron el pasado 9 abril a bordo de nave rusa Soyuz MS-18 que despegó  del cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

Ese vuelo festejó el 60 aniversario del vuelo de Yuri Gagarin, el primero de un ser humano al espacio, y el 40 aniversario del primer vuelo de un transbordador espacial, el Columbia.

Misiones como la SpaceX Crew-2 que despega mañana de Florida no solo ayudan a que más astronautas estén rotando en la EEI sino que sirve a la NASA a no depender sistemas de lanzamiento como el ruso Soyuz ruso para poner en órbita a sus astronautas.

Ha sido una alternativa desde que en 2020 reanudó sus misiones tras la pausa iniciada en 2011, cuando Estados Unidos acabó ese año con su programa de transbordadores espaciales después de haber enviado el último, el Atlantis. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

La OTAN advierte que calentamiento global hace más peligroso al mundo
Por

La Alianza Atlántica ha reconocido el cambio climático como un desafío para la seguridad durante muchos años, pero admit...