Por Melanie Amaya*

Una de tus principales tareas como líder es facilitar el crecimiento de tu equipo y contribuir al desarrollo del potencial de tus colaboradores, para que superen sus desafíos, alcancen sus metas y se conviertan en la mejor versión de sí mismos.  La calidad de tu liderazgo está determinada por el crecimiento de tus colaboradores. Además, cuando los ayudas a cumplir con sus objetivos, también contribuyes al alcance de tus propias metas.

Algunas prácticas que puedes implementar para desarrollar a tu equipo son:

  1. Empieza trabajando en tu liderazgo: No puedes liderar a otros sino sabes liderarte a ti mismo. Lo primero que debes hacer es comprender cuál es el nivel de desarrollo de tus habilidades y trabajar en la mejora de tu liderazgo, de esta manera liderarás con el ejemplo y producirás un impacto positivo en tu equipo.
  2. Utiliza evaluaciones de competencias: Muchas veces tus colaboradores no son conscientes de cómo sus acciones impactan de forma negativa al equipo y los resultados, y es posible que tampoco reconozcan sus talentos. Las evaluaciones de competencias anónimas de 360 grados son una herramienta que les ayudará a ser más conscientes de sus fortalezas y oportunidades de mejora.
  3. Da retroalimentación constructiva: Aprende técnicas de comunicación asertiva, para que cuando le des feedback a tus colaboradores, tus reconocimientos, correcciones e instrucciones sean bien recibidas y tenidas en cuenta. Comunicarte efectivamente te ayuda a influir, inspirar y lograr que tu equipo esté receptivo a tus ideas.
  4. Gestiona el desempeño: Reúnete con regularidad con tus colaboradores para hacer seguimiento sobre el alcance de metas. No te enfoques únicamente en evaluar y medir indicadores. Ayuda a tus colaboradores a comprender cómo pueden elevar su rendimiento y pregúntales cómo puedes apoyarlos.
  5. Aprende cómo tener conversaciones significativas: Utiliza técnicas de coaching que te permitan actuar como un líder coach que acompaña a su equipo a ampliar su perspectiva, conectarse con su creatividad, y diseñar planes de acción que lleven al cumplimiento de objetivos. De esta forma aprenderás cómo desarrollar a otros y las conversaciones con tus colaboradores serán productivas y generarán aprendizaje y compromiso.
  6. Construye planes de desarrollo de trayectoria profesional: Invita a tus colaboradores a conectarse con sus aspiraciones, diseñar una visión de su futuro profesional y definir objetivos de desarrollo de carrera. Una vez sus metas estén claras, ayúdalos a definir qué necesitan para crecer y a establecer acciones que los ayuden a moverse hasta donde quieren llegar.
  7. Invierte en coaching: Bien sea para mejorar o transformar tu propio liderazgo o para impulsar el desarrollo de tus colaboradores, un coach profesional certificado es un tercero objetivo y calificado que los puede ayudar a desarrollar sus habilidades y adoptar comportamientos que produzcan un impacto positivo en las metas y en el equipo.
  8. Crea momentos de aprendizaje: Lidera reuniones efectivas cuyo objetivo sea contribuir al crecimiento de tu equipo. Adicionalmente, brinda herramientas prácticas o espacios de entrenamiento que le permitan a tus colaboradores capacitarse y desarrollar sus habilidades.
  9. Empodera y delega: Cuando delegas le das oportunidad a tus colaboradores para salir de su zona conocida y sacar a la luz su potencial. Para que esto sea posible, asegúrate de haber desarrollado tu capacidad para delegar con efectividad, empoderar a tu equipo y darle las herramientas y acompañamiento necesario.

* Cofundadora y CEO de Amayaco. Coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @co-amaya

Facebook: co.amaya

LinkedIn: in/melanieamaya

Página web: amayaco.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

*Cofundadora y CEO de Amayaco. Coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

 

Siguientes artículos

Investigación de mercados y éxito empresarial
Por

Se debe mantener siempre una mente abierta y no concentrar los esfuerzos en entender las necesidades de un nicho particu...