Los países miembros del organismo examinarán la posibilidad de evitar que empresas como Apple, Amazon y Google evadan impuestos, de acuerdo con el borrador del plan de acción.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

BERLIN/LONDRES – Los gobiernos de la OCDE abordarán una serie de lagunas tributarias utilizadas por gigantes tecnológicos como Apple, Amazon en el marco de una iniciativa internacional para combatir la evasión tributaria corporativa, según el borrador de un plan de acción al que Reuters tuvo acceso.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que asesora a sus miembros -en su mayoría países ricos- respecto a políticas tributarias y económicas, recibió una solicitud del grupo G-20 para formular medidas que eviten que las grandes compañías desvíen sus ganancias a paraísos fiscales.

La evasión de impuestos corporativos se ha convertido en un tema político candente tras el malestar público que desató la revelación el año pasado que compañías como Apple y Google usaron estructuras que políticos europeos y estadounidenses dijeron que estaban diseñadas para minimizar la cantidad de impuestos pagados.

La OCDE presentará ahora un “plan de acción” que destaque áreas destacadas donde se podrían discutir cambios durante una reunión del G-20 a realizarse en julio.

Un borrador preliminar del plan, fechado el 27 de mayo y al que Reuters tuvo acceso, muestra que la organización ya identificó ciertos esquemas de desvío de utilidades específicos.

“Las normas tributarias nacionales e internacionales deberían ser modificadas para alinear con mayor detalle el destino de las ganancias con la actividad económica que genera esa renta”, decía el borrador, reiterando las declaraciones hechas el año pasado por políticos de Estados Unidos y Europa.

Grupos de presión empresarial han cuestionado si las compañías se involucran en actividades para desviar ganancias a unidades en paraísos fiscales y si es que hay una necesidad de cambiar las normas.

Sin embargo, mientras los gobiernos luchan con grandes déficits tras la crisis financiera, los legisladores han dicho que ya es suficiente.

El plan del borrador busca que los miembros del G-20, entre ellos algunos países pertenecientes a la OCDE, acuerden cambios específicos a las reglas tributarias internacionales en uno a dos años, un plazo corto para la diplomacia internacional.

La OCDE no quiso referirse al borrador.

 

Siguientes artículos

Portugal concreta acuerdo político
Por

La crisis política en la coalición estalló tras las renuncias de los ministros de Relaciones Exteriores y de Finanzas y...