Las oficinas que actualmente se encuentran subutilizadas y sean reconvertidas en departamentos podrán adoptar el modelo de vivienda en renta con ocupación permanente o en su caso vivienda con rentas vacacionales, es decir, como los servicios que ofrecen plataformas como Airbnb.

Así quedó establecido en las modificaciones que hizo la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda a los “Lineamientos para la Reconversión de Oficinas a Vivienda en la Ciudad de México”, publicadas el pasado 22 de marzo.

Lee también:
La flexibilidad laboral ya no es negociable en era pos-Covid: Microsoft

Originalmente dichos lineamientos se publicaron el 4 de agosto de 2021 y no incluían el concepto de vivienda temporal, pero en las modificaciones publicadas la semana pasada se incluyó el concepto de “vivienda de ocupación de corta estancia para fines vacacionales”.

Consultado al respecto, el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Rafael Gómez Cruz, dijo que se hizo esa modificación “para ampliar el concepto del uso habitacional, no solo es vivienda definitiva, también es vivienda en renta y vivienda temporal”.

“Los desarrolladores pedían eso (vivienda en renta y temporal) porque es lo que se está viendo más factible en el mercado, y viviendas más pequeñas. Queremos hacer ver a las empresas que el uso habitacional comprende más que comprar una vivienda”, dijo a pregunta de Forbes México en el marco de la presentación de los acuerdos de facilidades administrativas para la reactivación económica del sector inmobiliario.

Actualmente hay 9 proyectos de reconversión de oficinas a viviendas que abarcan una superficie total de 50,000 metros cuadrados y representarán la adaptación de 750 viviendas en renta. Estos proyectos se ubican en Polanco, avenida Revolución y Santa Fe.

Más información:
‘Zona Rosa no es Las Vegas’: CDMX tiene un plan para repoblarla

Los lineamientos de reconversión de oficinas a vivienda contemplan 10 zonas y corredores: Centro Histórico, Santa Fe, Polanco, Granadas, Paseo de la Reforma (de avenida Hidalgo a Fuente de Petróleos), avenida Revolución, Insurgentes Sur (de Caminero a Periférico), Insurgentes Centro, Insurgentes Norte (de San Cosme a Flores Magón) y Periférico, en sus tramos de las alcaldías Benito Juárez, Coyoacán y Miguel Hidalgo.

De acuerdo con Gómez Cruz, a raíz de la pandemia y el nuevo modelo de trabajo híbrido adoptado por las empresas, se desocuparon 1.5 millones de metros cuadrados de oficinas, que representan una quinta parte de los más de 5 millones de metros cuadrados de oficinas que hay en la ciudad.

Por otro lado, el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda detalló que como parte del plan maestro de la Zona Rosa, se contempla la construcción de hasta 6 mil viviendas en un polígono de 27 manzanas. Para ello, permitieron a los desarrolladores incrementar entre dos y tres niveles adicionales en la construcción, para pasar de 6 a 8 y de 10 a 12 niveles.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“El plan maestro de la Zona Rosa parte del hecho de que está despoblada. Lo que vamos a hacer es regenerar el tejido urbano a través del incremento de alturas en las construcciones y facilitar la fusión de predios para que tengamos espacios amplios y peatonales, porque la circulación peatonal es muy grande en Zona Rosa”, dijo Gómez Cruz en entrevista.

“Apenas estamos en la difusión, pero esperamos que lleguen entre cinco y seis proyectos cada mes. Estimamos alrededor de 6,000 a 7,000 viviendas”, puntualizó.

El funcionario adelantó que en dos o tres meses podría iniciar la construcción de los primeros proyectos de vivienda en la Zona Rosa.

 

Siguientes artículos

Contingencia ambiental sigue, pero evalúan levantarla por pronóstico de vientos
Por

Este miércoles continúa desarrollándose la producción de ozono, por lo que la contingencia ambiental seguirá el resto de...