El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó este miércoles que Ucrania, “simplemente, no puede esperar” y necesita, “ahora”, que se le entregue munición, defensas aéreas y ayuda.

“Ucrania, simplemente, no puede esperar. Necesita defensas aéreas, munición y ayuda ahora”, declaró el político noruego en una rueda de prensa junto al presidente de Finlandia, Alexander Stubb, con quien se reunió hoy en la sede de la Alianza, en Bruselas.

Stoltenberg recalcó que la situación en el campo de batalla es “difícil” para Ucrania y que los retrasos en la financiación del respaldo a Kiev están teniendo “consecuencias directas cada día sobre el terreno”.

“Los retrasos en las entregas de defensa aérea permitirán a los misiles rusos alcanzar más objetivos y los retrasos en la entrega de munición permitirán a Rusia presionar en la primera línea”, agregó.

En cualquier caso, reconoció que “contra todos los pronósticos, los ucranianos ya han logrado” mucho y señaló que Kiev puede imponerse en la guerra contra Moscú, si bien necesita “nuestro apoyo”.

Lee más: Sin la unidad y el apoyo militar de Occidente, Ucrania perderá la guerra: Zelenski

OTAN insta a enviar más apoyo a Ucrania

“La OTAN está trabajando de manera activa para asegurar asistencia de seguridad previsible y fiable para Ucrania ahora y en el largo plazo, de forma que Ucrania dependa menos de las contribuciones voluntarias y más de los compromisos de la OTAN, menos de ofertas a corto plazo y más de compromisos de varios años”, expuso.

Resaltó que la OTAN está trabajando en un paquete para Ucrania “con apoyo previsible y sólido”.

En cuanto al tipo de armas y equipos que los países aliados entregan a Kiev, reconoció que es una decisión que corresponde a cada Estado, si bien celebró que se estén proporcionando a Ucrania sistemas de misiles de largo alcance o aviones de combate F-16.

Señaló que las fuerzas armadas ucranianas no solo necesitan repuestos y munición para los sistemas que ya se les han entregado, sino también que se les den “más sistemas”.

Destacó que Kiev tiene el derecho a defenderse ante la agresión rusa y que ello incluye el derecho a atacar objetivos militares fuera del territorio ucraniano.

Sobre los riesgos para la Alianza, Stoltenberg admitió que “nunca se puede dar la paz por segura” y constató que se vive hoy “en un mundo más peligroso”, pero recalcó que la organización transatlántica no ve una “amenaza militar inminente” contra su territorio.

Con información de EFE

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado