El reloj empieza a sonar para los integrantes del gobierno federal quienes tendrán que presentar el Paquete Económico 2020 antes del 8 de septiembre bajo un entorno de incertidumbre económica mundial y nacional. 

Se trata del primer paquete económico elaborado en su totalidad por los miembros de la “Cuarta Transformación”, encabezado por Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, quien asumió el cargo hace un mes y 12 días; y bajo la perspectiva de un débil crecimiento económico durante 2019. 

“Tenemos un presidente que pide a gritos la priorización de sus programas, hay muchos rubros en donde ya no se puede recortar más, por ejemplo, educación e infraestructura. Entonces creo que cuadrar el siguiente paquete económico va a ser un reto enorme”, apunta Héctor Villareal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). 

Ricardo Monreal, líder del grupo parlamentario de Morena en el Senado, lo expresó de una forma más contundente durante una reunión pública con Herrera: “no quisiera estar en los zapatos del secretario de Hacienda y Crédito Público, porque las presiones serán mayúsculas”. 

TAMBIÉN LEE: Arturo Herrera arranca su gestión en la SHCP con el peso de la carta de Urzúa

En primer lugar, el gobierno de AMLO estimó que los ingresos presupuestarios serían inferiores en 121,200 millones de pesos debido a la disminución de ingresos petroleros con respecto a lo que estaba previsto en la Ley de Ingresos Federal 2019, esto de acuerdo con los Pre-Criterios Generales de la Política Económica para el 2020. 

“O subes ingresos o vas a tener que aplicar una contención del gasto, quizá por ejemplo, se puede reducir el superávit primario pero es muy poco, si el presidente sigue insistiendo en sus programas y meterle más  y no quieres cortar salud educación o pensiones que siguen creciendo y un servicio de deuda que no se va a reducir al menos en el corto plazo, la verdad es que los números no dan y esa es la gran incógnita de qué va a traer el paquete 2020”, apuntó el especialista. 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene previsto que el siguiente año lograr un superávit primario de 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con el documento de Pre-criterios generales. 

El superávit primario es el saldo positivo entre la diferencia de los ingresos totales menos los gastos totales del gobierno, excluyendo el concepto de pago de intereses. 

Pero los primeros visos de contradicción  se hicieron escuchar en la Cámara de Diputados, luego de que Mario Delgado, coordinador de Morena, señaló la necesidad de reducir el superávit primario a 0.5% para el próximo año, lo que daría la señal de solidez en las finanzas públicas.

Al asumir su cargo como secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera aseguró que se mantendrían las metas fiscales que se plantearon en el Paquete Económico 2019, entre ellas la de un superávit primario del 1.0% del PIB. 

Pero el propio Herrera mencionó el martes pasado que al interior de la Secretaría de Hacienda se están evaluando todas las opciones, siempre enfocándose en mantener la disciplina fiscal en el país y acorde a lo que se ha establecido en el gobierno de AMLO. 

 

Siguientes artículos

Analistas mantienen en 0.6% proyección de crecimiento para 2019
Por

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Expectativas realizada por la Dirección de Estudios Económicos, la proye...