El Parlamento escocés votó este martes a favor de la propuesta de la ministra principal Nicola Sturgeon de realizar un nuevo referendo por la independencia a fines de 2018 o principios de 2019, una vez que estén más claros los términos de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Sin sorpresas, el legislativo decidió, por 69 votos a favor y 59 en contra, darle a Sturgeon un mandato para tratar de conseguir un permiso del Parlamento británico que permita avanzar con los preparativos para un nuevo referendo.

Hace poco más de dos semanas, la ministra principal escocesa abrió las puertas al nuevo referéndum, y días después la primera ministra Theresa May se opuso a tal medida, ya que podría generar una crisis constitucional, y significaría un complicado giro de consecuencias inciertas en el proceso de dos años para abandonar el bloque en el que participó por más de cuatro décadas.

El anuncio se da unas horas antes de que el gobierno británico formalice el Brexit, el proceso de separación del bloque de la Unión Europea, que se espera sea activado este miércoles 29 de marzo.

PUBLICIDAD

El Parlamento británico decide si Escocia puede celebrar un segundo plebiscito.

Lee: Brexit cobrará factura de 62,000 mdd a Reino Unido

Escocia busca un nuevo referéndum de independencia una vez que queden claros los términos de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. En 2014 la mayoría de los escoceses votó contra la independencia, pero Sturgeon asegura que la situación ha cambiado a raíz del Brexit.

“Si Escocia tiene una elección real -cuando se conozcan los términos del ‘Brexit’, pero antes de que sea muy tarde para elegir nuestro camino- entonces esta elección debe ser ofrecida entre el otoño (boreal) del próximo año, 2018, y la primavera de 2019”, dijo Sturgeon ante medios de comunicación.

Hace un par de semanas, a través de un comunicado, el Ejecutivo de May consideró que un segundo referéndum causaría división y una “gran incertidumbre económica”, ya que sería divisorio y “causaría una enorme incertidumbre económica en el peor momento”.

Hace más de dos años, los escoceses votaron “de manera decisiva” a favor de seguir formando parte del Reino Unido y, de acuerdo con la lectura del gobierno británico, la evidencia muestra que la mayoría “no quiere un segundo” plebiscito sobre esta escisión. En septiembre de 2014, el ‘No’ a la separación obtuvo el 55.3% de los votos, frente al 44.7% que registró el ‘Sí’.

Ahora lee: Brexit: bancos y empresas se preparan para dejar Londres

 

Siguientes artículos

Grupo Modelo fabricará cerveza con energía limpia
Por

La firma española suministrará a la cervecera de energía eléctrica renovable desde un parque eólico que desarrollará en...