Por Alma Solís 

Las decisiones de Donald Trump, presidente del Estados Unidos, sembraron incertidumbre en México, al grado de que, con un solo tuit, el mandatario ha hecho subir y bajar la paridad peso-dólar. Pero, ¿cómo impactará esta inestabilidad a los países de Centroamérica?

Si a México le va mal, a Centroamérica también, debido a la cercanía, opinó Gonzalo Bernardos, directivo y profesor invitado del Departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de la Universidad ESADE.

En una sesión con estudiantes y egresados de esa escuela, en Panamá, indicó que El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua serán los que tendrán el mayor impacto de una baja en la economía mexicana debido a la relación directa que tienen, tanto geográfica como comercial.

Pero hay otros países que no serán arrastrados por el efecto que Trump dejó en México, como Panamá, pues su economía está basada en servicios y muy poco en exportación.

Por ejemplo, al cierre de 2016, las exportaciones de bienes de Panamá sumaron 636 millones de dólares (mdd). Otro caso es Costa Rica, país que podría tener un resultado positivo en su economía en 2017 y 2018, como consecuencia del crecimiento de su sector Turismo, que viene creciendo a un ritmo de 5% anual en los últimos tres años, hasta llegar a 2.7 millones de visitantes en 2016.

Puedes leer: Presidente de RD se reúne con sus homólogos de Guatemala y Panamá

Sin embargo, el especialista aseguró que el escenario no podría ser tan malo. “Si el plan de Trump se cumple y genera crecimiento sin inflación, en Estados Unidos empezarán a volver a necesitar mano de obra no calificada y producción barata, [y] estos países van a remontar”.

PUBLICIDAD

En cuanto al desempeño favorable que están teniendo algunas economías de la región centroamericana, el pensamiento del experto es que existen casos en los que podrían observarse crecimientos favorables en alguna de las economías, pero esto se debe a que los gobiernos tienen políticas de endeudamiento, hecho que no es sostenible en el mediano plazo.

Otros de los puntos que resaltó el economista es que la era industrial ya pasó y que nos encontramos en una de servicios; pero Centroamérica, excepto Panamá, está muy retrasada y tiene mucho trabajo por delante en la materia, por lo que la opción es que se mantenga en la fase de manufactura y, progresivamente, avance hacia los servicios.

 

De este modo podría mejorar su renta per cápita e incrementar el ingreso, y así la sociedad demandaría, entonces, los servicios.

 

Siguientes artículos

Cómo partir innovando dentro de una empresa
Por

Lo más efectivo siempre será comparar tu empresa con sus competidores más fuertes. El benchmarketing es un método efecti...