Feminista, plural, europeísta e intergeneracional: así es el gabinete del recién designado presidente del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez.

Este miércoles, el jefe de gobierno comunicó oficialmente al Rey de España la composición del Ejecutivo post moción de censura, si bien ya se habían filtrado algunos nombres a los medios en los últimos días.

Destacan Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo y ministro durante la era Felipe González, para la cartera de Exteriores, Unión Europea y Cooperación; la actual directora general de Presupuestos de la Unión Europea, Nadia Calviño, al frente de Economía, y Pedro Duque, astronauta de la Agencia Europea Espacial, para Ciencia, Innovación y Universidades.

En total, 17 ministerios, en los que destaca la recuperación de dos carteras:  la de Igualdad, que inauguró el expresidente socialista José Luís Rodríguez Zapatero, en manos de la vicepresidenta Carmen Calvo, y la de Cultura, ambas suprimidas en el primer gobierno de Mariano Rajoy.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Igualdad está en consonancia con la composición del gabinete, con 11 mujeres al frente de las carteras clave del gobierno, como Hacienda, Educación y Justicia.

Asimismo, la procedencia de los ministros también se ha leído como un guiño a la pluralidad del estado español y un posible cambio de tono en cuanto la estrategia del gobierno socialista para afrontar el desafío independentista de Catalunya.

Hay dos vascos, dos catalanes, tres valencianos y una gallega, entre otros.

“Este nuevo gobierno aspira a ser el reflejo de la sociedad española”, afirmó Pedro Sánchez este miércoles en rueda de prensa

Asimismo, enumeró los principales desafíos que tendrá que afrontar el actual Ejecutivo: “modernización de la economía, con la ciencia como principal motor; consolidación del crecimiento; lucha contra la desigualdad social y sobre todo de género; combate a la corrupción, y fortalecimiento del proyecto nacional, reconociendo la diversidad de su ser”.

Los ministros nombrados jurarán el cargo este jueves, antes de tomar posesión y de celebrar la primera reunión del Consejo de Ministros.

 

Rajoy deja la política

Quien no quiso valorar el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez esta mañana en una entrevista en la emisora de radio Cadena COPE, fue el presidente censurado Mariano Rajoy.

Desde que anunció este martes que se retiraba de la política, dos son las principales cuestiones que están en el aire: quién le va a suceder al frente del Partido Popular (PP) y a qué va a dedicarse después de 37 años de vida política y 40 de militancia en su partido.

Respecto de la primera, el exmandatario señaló que en los próximos días la junta directiva del PP se reunirá para convocar un congreso extraordinario donde se elegirá a su sucesor, para mediados de julio.

“Cumpliré mi mandato como presidente del PP hasta el día que elijáis a la persona que me va a sustituir”, sostuvo Rajoy ante el comité ejecutivo del PP, sin más detalles sobre lo que ocurrirá con su escaño en el Congreso.

Las apuestas sobre quién será el elegido para liderar la renovación del partido conservador apuntan principalmente a tres nombres: el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; la exvicepresidenta y mano derecha de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Foto: Partido Popular

En cuanto a la segunda duda, el aún líder popular dijo que dedicaría los próximos días a pensar hacia dónde redirigiría su carrera en esta nueva etapa alejado de la vida política.

“Estaré a la orden del presidente de mi partido, seré un simple militante de base, no tendré actividad política”, añadió ante los oyentes de Cadena COPE.

El PP ha estado en el ojo del huracán por su implicación en varios casos de corrupción, los que finalmente culminaron con su la censura del Gobierno por parte del Congreso de los Diputados tras una sentencia judicial que acreditó la existencia de financiación irregular en la agrupación política.

“A mí me dio la confianza la cámara y me la quitó la cámara, no los españoles, que es lo que más me satisface”, explicó en la entrevista de este miércoles.

Asimismo, explicó que no dimitió ante la moción de censura porque no hizo “absolutamente nada malo” y porque el resultado hubiera sido el mismo.

El anuncio de su dimisión empezó a dar pistas sobre los planes de Rajoy después la primera moción de censura exitosa en la historia de la democracia española y la segunda a la que se enfrentaba el líder popular.

Mediante este instrumento de control parlamentario, una mayoría absoluta de diputados, de ideología heterogénea, llevó la semana pasada a la presidencia del gobierno a Pedro Sánchez, dos años antes del final de su mandato.

“Es lo mejor para el Partido Popular y para mí, y creo que para España”, dijo Rajoy en medio de aplausos de los comisionarios.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

inseguridad-mexico
Seguridad en el próximo sexenio: apuesta local
Por

La violencia evolucionó – para mal – y tanto las organizaciones criminales como el grado de colusión entre ellas y actor...