La calificación soberana de Mexico (A3 estable) podría sufrir presión si se incrementan las necesidades de financiamiento por parte de Pemex, así lo advirtió en conferencia de prensa Jaime Reusche, analista soberano de Moody’s para México.

Actualmente, el gobierno tiene un compromiso para apoyar a Pemex con 3,840 millones de dólares en 2019, sin embargo, los requerimientos financieros de la petrolera alcanzan 14,000 millones de dólares.

“Si las condiciones del mercado no mejoran, Pemex va a necesitar apoyo adicional en 2020 y en el futuro, lo que empujaría la deuda por encima del 40% del PIB”, advierte el analista.

Jaime Reusche explicó que el cambio en el foco de las políticas públicas puede poner presión en la calificación porque el gasto en programas sociales es alto y no viene acompañado de inversión por parte de la iniciativa privada.

“Ha habido mensajes que ahuyentan la inversión privada extranjera y doméstica, esto tiene un impacto en el crecimiento potencial a futuro”.

Moodys espera que México crezca 1.7% en 2017 para tener un repunte hacia 2% en 2018.

Te recomendamos: 

Mientras el ducto marino Texas-Tuxpan se retrasa, Pemex limita el consumo de gas

 

Siguientes artículos

Fed seguirá ‘paciente’ al decidir ajustes a tasas, dice Powell
Por

En un testimonio preparado conocido antes de su audiencia del martes ante la Comisión de Bancos del Senado, reafirmó el...