A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que en México no se utilizará fractura hidráulica o fracking para extraer hidrocarburos, Petróleos Mexicanos (Pemex) invertirá 7,340 millones de pesos (mdp) en proyectos que requieren esta tecnología.

El primer proyecto de inversión de la subsidiaria Pemex Exploración y Producción tiene como objetivo “evaluar los plays (conjunto de campos o prospectos) no convencionales de aceite y gas en lutitas de edad Cretácico y Jurásico”, de acuerdo con el proyecto de presupuesto 2019. Para hacerlo, la empresa mexicana destinará 3,852 millones de pesos (mdp).

Este programa contempla las provincias petroleras de Sabinas, Burro-Picachos, Burgos, Tampico-Misantla, Veracruz y Chihuahua con recursos prospectivos estimados por 60.2 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (mmbpce).

Lee también: México cancelará dos licitaciones programadas para febrero

PUBLICIDAD

Los recursos no convencionales en piedras lutitas son conocidos como gas y aceite shale, que por sus características requieren la fractura del subsuelo, inyección de agua y productos químicos que facilitan la extracción de estos hidrocarburos. Múltiples grupos ambientalistas y miembros de la sociedad civil han criticado esta tecnología por los supuestos riesgos asociados, como contaminación de mantos acuíferos, sismos e inyección de químicos tóxicos al subsuelo.

Otro proyecto que tiene en la mira Pemex, al que destinará 3,495 millones de pesos, y que requeriría tecnología de fracking se ubica en los estados de Veracruz y Puebla.

El programa incluye 29 campos productivos de aceite y gas asociado y se divide en ocho sectores: Soledad-Coyotes, Aguafria Coapechaca, Tajin-Corralillo, Pdte.Aleman-Furbero, Sitio-Tenexcuila, Amatitlán-Agua Nacida, Coyol Humapa y Miquetla-Miahuapan.

Lee: Vicente Fox se contrapone con AMLO: es urgente aprovechar el fracking

El director de la consultora energética GMEC, Gonzalo Monroy, comentó que el desarrollo de estos proyectos es el futuro de mediano y largo plazo del país, junto con las aguas profundas, aunque con tan poco presupuesto, duda que se puedan generar las economías de escala para masificarlo.

“Para dar perspectiva, solamente en Estados Unidos se producen más de 8 millones de barriles diarios, producto del fracking en lutitas. En México, con todo el impulso de la nueva administración, solo llegaremos a 2.4 (quizá menos) millones de barriles diarios con recursos convencionales (…) Qué bueno que le están entrando, pero no es suficiente”, agregó.

 

AMLO contra el fracking

El 5 de octubre de 2018, el entonces presidente electo afirmó que en nuestro país no se usaría fracking para extraer petróleo crudo, durante un evento en San Luis Potosí, y que reiteró durante su primer discurso en el Zócalo como titular del poder ejecutivo, el 1 de diciembre.

“No vamos a utilizar el famoso fracking para explotar petróleo. No vamos a usar esos métodos de extracción de petróleo, de gas”, declaró el político tabasqueño.

Durante el mediodía del 11 de diciembre, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) canceló la subasta petrolera 3.3, que incluía nueve campos  en la cuenca de Burgos (Tamaulipas) con recursos shale, por orden de la Secretaría de Energía (Sener) que encabeza Rocío Nahle.

Aquí la historia completa: Cancelar subastas petroleras es una mala señal, Pemex no puede sola: CNH

 

Siguientes artículos

Transformación digital, IA y ética corporativa
Por

Implementar la transformación digital con modelos éticos de uso de información personal y protocolos de seguridad avanza...