Reuters.- El peso y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se desplomaron este lunes tras la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), con lo que registraron su peor jornada desde los días posteriores a la victoria electoral del presidente estadounidense, Donald Trump, en noviembre de 2016.

La moneda local, la más depreciada entre los principales cruces del dólar, culminó en 20.055 unidades, con una caída del 3.62%, o 70.10 centavos, frente a los 19.354 pesos del precio de referencia de Reuters del viernes.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso cotiza en 19.45 unidades por dólar a la compra y en 20.30 a la venta.

Anoche se conocieron los resultados de la consulta organizada por el gobierno entrante en la que perdió la opción de continuar con las obras de la terminal aérea que habían iniciado desde 2015 en Texcoco y que llevaban un avance de más del 30%.

La divisa local profundizó su caída después de que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador dijo en una conferencia de prensa que obedecería el mandato de los ciudadanos en el plebiscito.

Lee también: AMLO confirma cancelación del NAIM en Texcoco; ofrece legalidad a contratistas

El peso reaccionó negativamente «no solo por el costo que implica la cancelación de la obra, sino también por la señal que envía en términos de la posible incertidumbre que puede rodear al quehacer de la política y la economía en el país en los siguientes años», dijo Alfredo Coutiño, director de análisis para América Latina de Moody’s Analytics.

La moneda, que hoy revirtió las ganancias que había acumulado en el año, registra en lo que va de este mes un retroceso de más de 7.0% golpeada por factores externos, pero también por el nerviosismo en torno al futuro del aeropuerto capitalino.

Mientras tanto, la BMV se hundió 4.2% a 43,879.13 puntos, su mínimo nivel de cierre desde febrero de 2016, con un volumen de 292.0 millones de títulos negociados.

En medio de la incertidumbre, los rendimientos de los bonos emitidos para financiar parte del proyecto se dispararon a sus máximos históricos.

La tasa de los papeles con vencimiento en 2026 subía 49 puntos base a 6.827%, mientras que el rendimiento de los títulos que vencen en 2046 trepaban 0.32, a 7.144%.

En tanto, en el mercado de deuda gubernamental, el rendimiento del bono a 10 años saltaba 38 puntos base a 8.73%, un nivel no visto desde 2009.

«El mercado se está ajustando a una nueva percepción de la realidad sobre cómo podrían ser los próximos seis años», dijo Aaron Gifford, analista de bonos de mercados emergentes de T. Rowe Price en Baltimore.

No te pierdas: 

NAIM en Texcoco seguirá hasta el último día de mi mandato: EPN

 

Siguientes artículos

Dólar supera los 20 pesos tras cancelación del aeropuerto en Texcoco
Por

El peso es la moneda más depreciada este lunes entre los principales cruces del dólar; en las últimas semanas, factores...