El Programme for International Student Assessment (PISA, por sus siglas en inglés), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) mide el desarrollo de habilidades y competencias fundamentales para la vida como lo son el pensamiento lógico matemático, la comprensión lectora y el pensamiento científico a 540 mil estudiantes de 15 años en 72 países.

En el caso de México se evaluó a un total de 1 millón 480,904 estudiantes de 15 años, de los cuales sólo el 1% mostró habilidades avanzadas en lectura, traducida en la comprensión de textos largos.

Aunque es una realidad que en México ha aumentado el número de alumnos en las aulas, también es una realidad que se ha trabajado en abatir la deserción escolar, pero la realidad que más preocupa es que nuestro país se mantiene en los niveles más bajos en términos de aprendizaje en las áreas de matemáticas, ciencias y lectura, de acuerdo con los resultados de la prueba PISA 2018 recientemente publicados por la Organización.

En esta ocasión, México obtuvo un rendimiento de 420 puntos en lectura, 409 en matemáticas y 419 en ciencias, mientras el promedio de la OCDE se ubicó en 487, 489 y 489 respectivamente, lo que nos pone por debajo del promedio. 

En comparación con la última prueba PISA del 2015, el rendimiento promedio de los estudiantes mexicanos de 15 años de edad, bajó tres puntos en lectura, subió uno en matemáticas y subió tres en ciencias, y si tomamos en cuenta que la prueba también mide las habilidades y la habilitación de los jóvenes a las nuevas tecnologías y los nuevos contextos, la limitada habilitación de los estudiantes mexicanos para desarrollar un pensamiento complejo, puede traducirse en un futuro profesional de bajo o mediano desempeño.

No obstante, de acuerdo con la metodología de la prueba, los cambios presentados en el puntaje para México no son significativos para permitir observar una mejora o un deterioro. El desempeño promedio se ha mantenido estable en lectura, matemáticas y ciencias, a lo largo de la mayor parte de la participación de México en PISA que inició en el año 2000).

Al observar los resultados obtenidos por los 36 miembros de la OCDE, además de Colombia, que se encuentra en proceso de adhesión, México se ubicó en los últimos tres lugares del ranking de habilidades y las repercusiones hacia el mercado laboral de estos resultados serán inminentes si no se desarrollan estrategias de formación por competencias, educación continua y habilitación de nuevos saberes.

Las nuevas tendencias del mercado laboral requieren profesionistas con pasión por los nuevos aprendizajes, habilidad para aprender por cuenta propia y pensamiento crítico para la toma de decisiones. En este contexto, habilitar a los niños y jóvenes mexicanos en el desarrollo de estas competencias es fundamental para el éxito de las nuevas generaciones laborales.

 

Contacto:

Twitter: @ArleneRU

Página Web: https://arleneramirezuresti.com/ 

FB: Arlene Ramírez Uresti

LinkedIn: Arlene Ramírez Uresti

YouTube: Mis ojos en el mundo

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

No te pierdas: Estos son los errores y descuidos del gobierno que generaron el rezago educativo

 

Siguientes artículos

Alerta sin alarma: qué hacer con el virus porcino de ‘potencial pandémico’ detectado en China
Por

Lo que descubrieron fue un nuevo tipo de gripe que era una mezcla de nuestra gripe humana H1N1 y otra de origen aviar.