Una planta de Lala fue clausurada temporalmente por contaminar un río de Irapuato, Guanajuato.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detalló que la compañía descargaba 22,842 toneladas de sustancias tóxicas en el río Temascatío.

En los últimos cinco años, la empresa rebasó hasta en 216 ocasiones las descargas de coliformes fecales (organismos que provienen del excremento para fermentar lactosa), demanda bioquímica de oxígeno, fósforo total, grasas y aceites, materia flotante, nitrógeno total, plomo, sólidos sedimentales y sólidos suspendidos totales.

Como medidas técnicas correctivas, Profepa ordenó el cumplimiento de los límites máximos permisibles establecidos en las condiciones particulares de descarga fijados por la Comisión Nacional del Agua y reparar el daño ocasionado.

Las acciones de Lala en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerraron este lunes con unan ganancia de 1.5% a 33.17 pesos por cada título.

Lee también: La clave de Lala para convertirse en un gigante regional

 

Siguientes artículos

Mujeres Poderosas | Un blog como herramienta de empoderamiento
Por

Un blog puede servir a las mujeres para contar una historia de éxito, para impulsar una marca o para denunciar violencia...