La Cámara de senadores discute una reforma que podría entrar en vigor en septiembre , la cual considera a la evasión de impuestos y el contrabando como delincuencia organizada, una vez que se apruebe, estos delitos ameritarían prisión preventiva oficiosa.

Las empresas que se valen de firmas simuladoras de outsourcing para no pagar impuestos por los salarios de los trabajadores también serían señaladas con la nueva normativa.

Luis Perez de Acha, abogado experto en temas fiscales, explica que la reforma tiene un estatus de dictaminada y deberá ser discutida para su aprobación el Congreso, se trata de un paquete de cambios al Código Penal Federal, la Ley de Delincuencia Organizada, la Ley de Seguridad Nacional y el Código Fiscal de la Federación.

Lee también: STPS e IMSS van por inspecciones minuciosas a empresas de outsourcing

Las empresas evasoras pueden ser detectadas a través de auditorías del SAT donde se ponga en duda la facturación por falta de materialidad (es decir, empresas que procesen la mayor parte de sus facturas por servicios intangibles), por una observación de la Procuraduría Fiscal de la Federación o por una revisión de la Unidad de Inteligencia Financiera.

En el caso de las empresas que se valen de compañías de outsourcing que tienen esquemas de simulación para evadir el pago de impuestos y cuotas obrero- patronales, Luis Pérez de Acha considera que serán las empresas que contraten al outsourcing las que sean señaladas como evasoras.

“En ese caso existe un contubernio, quienes se prestan al outsourcing negro con simulaciones completas son empresas que, con consciencia, han estado evadiendo el pago de impuestos y contribuciones al Seguro Social e Infonavit , de eso no hay duda, eso afecta derechos de los trabajadores. Los criterios ya están dados en la ley federal del trabajo, no hay sorpresa”, señala.

La práctica de outsourcing no es un delito si las empresas contratan firmas que hacen el trabajo de administración de personal y pagan la nómina con sus contribuciones e impuestos correspondientes, sin embargo,  la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) afirma que el 80% de las empresas de outsourcing recurren a prácticas simuladoras para ayudar a que las empresas paguen menos impuestos.

Las prácticas de simulación generalmente se producen con esquemas en los que los trabajadores tienen múltiples patrones, se cotiza con el salario mínimo ante el IMSS o se entrega una parte del salario en efectivo, los efectos más nocivos de esta práctica caen sobre el trabajador, quien ve afectados sus derechos laborales en cuanto a acceso a la seguridad social.

Empresas fantasma

Para el experto legal, la regulación es una respuesta ante el fenómeno de empresas fantasma , pues hasta junio se habían detectado 8,511 empresas que facturan 1.6 billones de pesos entre 2014 y 2018, esto implica una evasión por pago de Iva de más de 350,000 millones de pesos.

“Esta es sólo la punta del Iceberg, debe haber decenas o centenas de miles operando en todo el país”, dice Pérez de Acha.

El experto explica que estas empresas son generadas muchas veces por ex funcionarios del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para realizar ventas inexistentes al gobierno.

Selección 2018 | Inquietud empresarial por el fin del outsourcing

 

Siguientes artículos

50 empresas son analizadas por la ‘Estafa Maestra’: Santiago Nieto
Por

Rosario Robles, extitular de la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), no es la única exfuncionaria investig...