De los cerca de 300 millones de pesos con los que cuenta la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México en su presupuesto anual, 100 millones serán destinados para realizar investigación científica para la atención de la emergencia sanitaria por el coronavirus  en la capital del país.

El gobierno local, en coordinación con autoridades sanitarias federales, al igual que con instituciones educativas y de investigación, está impulsado diferentes proyectos para desarrollar medicamentos que sirvan como tratamiento del Covid-19, al igual que protocolos de investigación y creación de insumos médicos, detalló la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

Una de las investigaciones que mantienen con institutos de salud, como el Hospital de Nutrición y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), es el desarrollo de pruebas para detectar Covid-19, indicó en conferencia de prensa.

Por el momento, abundó la mandataria, la capital del país cuenta con 4,000 pruebas de detección de coronavirus aproximadamente, las cuales se están utilizando en los centros de salud, para médicos y enfermeras, así como en las visitas a domicilio que realizan. Con esto, el número de comprobaciones de Covid-19 podrían llegar a los 50,000 en la capital.

Lee también: China dona a México 50,000 kits de pruebas para coronavirus; Ebrard agradece

Para la elaboración de protocolos médicos, se está trabajando en conjunto el Hospital de Nutrición, el INER, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav), informó la titular de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, Rosaura Ruiz Gutiérrez.

Entre tales investigaciones abordan las características de los pacientes diagnosticados con coronavirus, así como un posible tratamiento de la enfermedad con hidroxicloroquina, en comparación con hidroxicloroquina más azitromicina, develó la funcionaria.

Algunas personas están adquiriendo y probando de manera casera dichos medicamentos, sin embargo esto no es nada recomendable, puesto que es un tratamiento que está en investigación y desarrollo, insistió Ruíz Gutiérrez.

“Este estudio se está haciendo en varios países, es importante decir que los elementos sólo se pueden usar en los hospitales. En caso de la gente que los quiera comprar y los ha hecho, está cometiendo un error tremendo, no se pueden usar si no en términos de experimentación”, subrayó.

No te pierdas: México probará 4 medicamentos para curar complicaciones del coronavirus

Otro aspecto que está en investigación es si las personas asintomáticas que contraen Covid-19 pueden transmitir el virus a otras personas, para que así el personal de la salud que está laborando en campo, en cuanto tenga señales de la enfermedad, tenga acceso a la prueba.

En cuanto al proyecto sobre las pruebas rápidas de detección de coronavirus, es una investigación que sigue en curso, puesto que los procesos de esta clase que ya existen no son muy efectivas, dado que pueden dar un número alto y peligroso de falsos negativos. Sin embargo, se sigue trabajando para desarrollar una prueba rápida y confiable, remarcó.

Otros desarrollos han sido la creación de insumos de protección en la atención de pacientes, como las mascarillas de plástico transparente que sirven para los médicos y personas que realizan el procedimiento de confirmación de coronavirus.

Para la prueba se requiere una llegar a nivel profundo de nariz y boca, por ello, las mascarillas ayudan que las personas que realizan la toma no se contagien, indicó la secretaria Ruiz Gutiérrez.

Hasta el momento, se tiene una producción de casi 1,000 máscaras de este tipo, y se irán fabricando más según  crezca la demanda, refirió.

Sobre el diseño y construcción de ventiladores para la gente con Covid-19 que está con síntomas graves de respiración, la funcionaria indicó que se está trabajando con la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Tecnológico de Monterrey, entre otras instituciones, para reparar los artículos descompuestos e imprimir piezas nuevas con impresoras 3D.

Además, a petición de los médicos que atienden casos de coronavirus, se están creando cajas de incubación para intubar a los pacientes que lo requieran, y así proteger a los médicos cuando realizan este procedimiento.

Dicha caja de material transparente le permite al trabajador de la salud meter sus manos y brazos por dos orificios frente a la cara del paciente, para así colocar un instrumento médico en su boca y tráquea para facilitar la respiración.

Da clic en la imagen y manda la palabra “ALTA” para empezar a recibir nuestras alertas en WhatsApp:

 

Siguientes artículos

Pocos empresarios de mal corazón envían a trabajadores a casa sin sueldo: AMLO
Por

El presidente López Obrador agradeció a los empresarios que han permitido a sus trabajadores quedarse en casa con su sal...