En marzo de 2019 Sanjuana Martínez otorgó una serie de entrevistas a medios de comunicación mexicanos con motivo de su designación como directora de la Agencia del Estado Mexicano, Notimex, en las que aseguró que tenía dos objetivos principales: acabar con la corrupción que generaba, sobre todo, los líderes del sindicato de trabajadores; y hacer de ésta la agencia de noticias más prestigiosa del mundo. 

Sigue las noticias de la política mexicana en este enlace

Un año y tres meses después, la ambición de Martínez no sólo parece lejos de concretarse sino que la agencia estatal ha suspendido sus actividades informativas para acatar el ordenamiento de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) y con ello hacer cumplir el derecho de huelga de trabajadores inconformes por supuestos despidos injustificados y violaciones a derechos laborales desde su llegada como directora. 

Asimismo una investigación elaborada por la organización Artículo 19 y Signa Lab del Instituto Tecnológico y de Estudios superiores de Occidente (ITESO) señalan a Martínez por coordinar una serie de acciones para acosar a través de redes sociales a periodistas y extrabajadores de la agencia con recursos de la agencia.

Bajo este contexto, expertos en la materia advierten que está lejos de cumplirse el artículo seis de la  Ley que Crea la Agencia de Noticias del Estado Mexicano que establece la que toda información que genere o transmita la Agencia por cualquier medio de comunicación, debería realizarse con absoluta independencia editorial frente a cualquiera de los poderes de la Unión o de las Entidades Federativas, y bajo los principios de veracidad, imparcialidad, objetividad, pluralidad, equidad y responsabilidad. 

Para Gerardo Albarrán De Alba, defensor de audiencias del proyecto radiofónico y digital de Ibero 90.9, Notimex además de ser una agencia de noticias, tradicionalmente ha servido para las acciones de propaganda para los gobiernos en turno no sólo el de Andrés Manuel López Obrador. 

“Lo que estamos viendo ahora es una crisis desatada por una corrupción interna que corroe a esa agencia históricamente tanto a nivel administrativo como a nivel periodístico y por las formas particulares de Sanjuana Martínez para gestionar la crisis, muchos de los problemas que ahora estallan ya venían de antaño”, señala en entrevista con Forbes México. 

Sigue la información sobre el mundo en nuestra sección Internacional

El doctor Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), coincide en esta tendencia oficialista de la agencia, pero considera que con la llegada de Martínez a la dirección se integró una política editorial que apoya abiertamente a la Cuarta Transformación. 

“Siempre ha sido oficialista, en el sentido que siempre le da cobertura a las actividades del gobierno, instituciones, desde luego el presidente, pero no había tenido un descrédito tan acentuado como en la actualidad y   la diferencia con los anteriores gobiernos es que no se había utilizado como una arma informativa e ideológica, esa si es una innovación que introdujo Sanjuana Martinez”, apunta. 

El presupuesto público destinado a la agencia este año ascendió a 220 millones de pesos, sin embargo, al tratarse de un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio, uno de los objetivos de la dirección también debería de ser contar con un proyecto amplio que genere ingresos. 

En 2019 hubo una caída drástica de ingresos, cómo vas a vender si eres productora de información ideologizada y oficialista, entonces no tiene una visión de negocio, creo que debería de tenerla, no es pecado que una empresa del Estado genere ingresos pues al contrario, es como si Pemex no genera ingresos. Eso precisamente es lo que le falla a una directora que está más concentrada en el triunfo del proyecto de la 4T que mejorar la agencia”. 

Sigue la información de la Economía y Finanzas en nuestra sección especializada

Aunque Notimex no es la única agencia de noticias del Estado en el mundo que obedece a una visión de gobierno en específico, sí valdría la pena su rescate para generar un órgano de información que además de proyectar los valores de la nación se integre a los estándares de agencias internacionales del siglo XXI, afirma el doctor Bravo. 

“Las agencias importantes quieren influir al mundo con las políticas (de sus países), su innovación, su tecnología y lo hacen a través de un poder suave, eso quiere hacer China, siempre habla de tecnología, iniciativas de su gobierno, como colaboran, lo mismo hace Rusia, Italia. Es decir proyectan la visión de sus países hacia el exterior y con eso buscan ejercer un poder blando, influir sin necesidad de invadir, ahora los imperios son informativos y nos influyen de esa manera y México está perdiendo una enorme oportunidad porque tienen muchos elementos para proyectar al mundo”. 

Mujeres poderosas 2020: descarga gratis la edición impresa de Forbes México

 

Siguientes artículos

Digitalización, la clave de Pymes para vencer la crisis por Covid-19: panel Amex
Por

Las ventajas de la digitalización es que acerca a los pequeños negocios con investigadores internacionales para resolver...