El 19 de septiembre de 2017 parecía que México estaba repitiendo la historia de hace 32 años, cuando un sismo de 7.1 grados azotó el centro del país, causando daños en la Ciudad de México y los estados de México, Morelos y Puebla. Sin embargo, esta vez el impacto económico de ese temblor y del registrado el 7 de septiembre de este año no será tan grande como en 1985.

Según Banco Base, el costo en el crecimiento económico, derivado de mayores costos y externalidades producidas por el sismo, se estima en aproximadamente 0.2% del Producto Interno Bruto (PIB) para los sismos de este año, mientras que hace 32 años fue de 2.10% del PIB.

Las pérdidas económicas por el terremoto de 1985 llegaron a 4,103.5 millones de dólares (mdd), que en precios actuales significarían 9,268.5 mdd, según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

El terremoto del 7 de septiembre fue de 8.2 grados, con epicentro en Chiapas, mientras que el del día 19 del mismo mes fue de 7.1 grados, localizado entre Puebla y Morelos.

PUBLICIDAD

“En 1985, el país atravesaba por una recesión económica marcada por medidas de austeridad en el gasto público que debían reducir el déficit fiscal y la inflación. La estructura de mercado era muy diferente a la actual, dado que había un control significativo de los precios, una mayor participación del gobierno en la actividad económica del país y en general estaba más concentrada en el centro del país”, indica un reporte de Banco Base.

A la vez, en ese entonces el país todavía no estaba completamente abierto al comercio internacional, por lo que las industrias exportadoras como la maquila eran de menor tamaño y se concentraban en la parte centro de México.

Al igual que hace 32 años, la región más impactada por los temblores contribuye de forma importante a la actividad productiva mexicana, aunque ese nivel ha disminuido.

De acuerdo con el grupo financiero, en 1985, la Ciudad de México tuvo una contribución del 21%, en el Estado de México fue de 11%, Jalisco con 6.7%, Colima con 0.54%, Guerrero con 1.74% y Michoacán con 2.31%, En total, estas entidades representaron el 43% del PIB.

Sin embargo, según datos al 2015, la Ciudad de México representa el 17% de la economía, el Estado de México tiene el 9%, Morelos con 1.17%, Puebla con 3.16%, Oaxaca con 1.55% y Chiapas con 1.64%. Lo anterior suma el 33.3% del PIB.

Te puede interesar: Ingenieros mexicanos lanzan App para identificar daños en inmuebles

No obstante, el daño económico por los sismos de 2017 también son significativos.

“Aunque el daño y la trágica pérdida de vidas del terremoto de la semana pasada parecen ser mucho más bajos que los de 1985, el daño a la propiedad pública y privada fue grande y requerirá un gasto significativo”, indicó por su parte la calificadora Moody´s en un documento.

Para este año, se espera un impacto en el crecimiento económico, debido a los costos y efectos negativos para diversas actividades, sobre todo en el sector servicios y en el consumo familiar. Por ello, Banco Base revisó a la baja su pronóstico para 2017, de 2.3% a 2.1%.

“Hacia adelante, para el crecimiento económico del 2018 dependerá de qué tan rápido se realicen los trabajos de reconstrucción de los edificios, el turismo en la región se recupere y en general que la actividad económica se normalice”, indicó el grupo financiero.

Te recomendamos: ¿Cuánto tenemos para recuperarnos de los sismos de septiembre?

Además del impacto por el cese de actividades económicas, también existen daños en la infraestructura, los cuales se estiman en 29,000 millones de pesos (aproximadamente 1,596 millones de dólares al tipo de cambio actual) para los sismos de septiembre de este año, de acuerdo con el Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la UNAM.

“En general, la población de esta región reside en estructuras que son una mezcla de construcción vulnerable y resistente a los terremotos. Los terremotos recientes en esta área han causado peligros secundarios tales como tsunamis y deslizamientos de tierra que pudieron haber contribuido a las pérdidas”, añadió el Servicio Sismológico de Estados Unidos (USGS).

 

                                                            Sismo de 1985            Sismos de 2017

Costo en el crecimiento económico                     2.10% del PIB                               0.2% del PIB
Número de fallecimientos                                         Más de 10,000                                    355
Edificios derrumbados                                                     757                                                     38
Fuente. Banco Base y Coordinación Nacional de Protección Civil.

 

 

Siguientes artículos

barcelona
España enfrenta crisis tras referéndum catalán
Por

El gobierno de Mariano Rajoy enfrenta la peor crisis española, desde que se instauró la democracia, tras la consulta cat...