El precio promedio del gas Licuado de Petróleo (LP) se redujo 10% en su comparación anual durante la primera quincena de julio, según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En la modalidad de autotanque, el precio nacional por litro se ofertó en 9.32 pesos, una disminución de 10%, y en la venta por cilindro se ubicó en 17.42 pesos por cada kilogramo, una reducción de 9.5%.

Chihuahua reportó el precio más alto del país por litro y kilogramo, a 11.07 y 20.40 pesos, respectivamente, pero en su comparación anual tuvo una reducción marginal de 0.9%.

En Jalisco, el energético aumentó 1% por cada litro y kilogramo, con un precio de 10.06 y 18.62 pesos, respectivamente.

La Ciudad de México registró una reducción de 9.1% por cada litro de gas LP a 9.58 pesos. Por cada kilogramo de un cilindro los capitalinos desembolsaron 18.02 pesos, 7.2% menos comparado con mayo de 2018.

Cada habitante de Nuevo León pagó un promedio de 7.96 pesos por cada litro de gas LP, 18.6% menos que el mismo periodo de 2018. Por cada kilo de un cilindro, los neoleonenses pagaron 20% menos comparado con el mismo periodo de 2018, es decir, 14.55 pesos por kilogramo.

Uno de los mayores problemas  en materia de gas LP es la falta de competencia. Mientras las zonas metropolitanas  cuentan con más de 40 empresas distribuidoras por entidad, más de una docena de entidades apenas tienen 15 distribuidores.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició una investigación por posibles prácticas monopólicas relativas en el mercado de gas LP, el pasado 5 de marzo de este año.

Este energético cobra relevancia para el país porque cada siete de cada 10 hogares mexicanos lo utilizan, principalmente para cocinar y calentar agua.

Lee también: Inflación en primera quincena de julio aumentó 0.27%

 

Siguientes artículos

El crecimiento del 4%, algo más que improbable
Por

Con la llegada de un nuevo titular en Secretaría de Hacienda, se abre también la posibilidad de dar “punto y aparte” a l...