Notimex.- Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, que incluye la creación de una Guardia Nacional que se integrará con elementos de las policías militar, naval y federal, así como la posibilidad de “amnistía condicionada” para infractores.

Consideró que “resulta imperativo hacer un alto para considerar y debatir la necesidad de emprender un proceso de pacificación con las organizaciones delictivas y adoptar modelos de justicia transicional que garanticen los derechos de las víctimas.

“Esto es, de leyes especiales para poner fin a las confrontaciones armadas y posibilitar el desarme y la entrega de los infractores, grantizando asimismo sus derechos y ofreciéndoles reducciones de penas, incluso amnistías condicionadas al perdón de personas y colectividades que hayan sido afectadas y proponiéndoles un cambio de vida”, expuso.

Indicó que se prevé aplicar estrategias multidimensionales, transversales, incluyentes y radicales dirigidas a atender la crisis en la materia, además de reformas para erradicar la corrupción y rehabilitar la procuración de justicia, entre otras medidas para atacar las causas profundas del auge delictivo y bajar la base social que haya podido generar la criminalidad.

PUBLICIDAD

Estos son los ocho ejes del Plan Nacional

1. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia. Se eliminarán fueros, paraísos fiscales y se van a monitorear en tiempo real las adquisiciones de Gobierno. Las declaraciones patrimoniales y de impuestos de los funcionarios serán obligatorias.

2. Garantizar empleo, educación y salud a través de programas de desarrollo y bienestar para reducir la pobreza y la marginación.
3. Garantizar el respeto y promoción de derechos humanos. No se permitirá la represión, ni tortura, y se investigarán todas las denuncias de violación a los derechos humanos.

4. Regenerar la ética de la sociedad a través de una constitución moral para mejorar la relación en lo individual y colectivo. Además se promete un gobierno austero honesto, incluyente y respetuoso de las libertades.

5. Reformular el combate a las drogas, y reorientar los recursos para aplicarlos en reinserción y desintoxicación. Se busca emprender la construcción de la paz aumentando modelos de justicia que garanticen los derechos de las víctimas con base en cuatro ejes de justicia transicional: verdad, justicia, reparación del daño, y garantía de no repetición de los crímenes. Se impulsarán leyes que contribuyan a poner fin a los confrontamientos armados y posibilitar los procesos de desarme del crimen organizado. Se incluye una ley de amnistía.

7. Recuperación del control de las cárceles y su dignificación, así como planes para la reinserción social.

8. Nuevo plan de seguridad pública para lograr la construcción de una cultura de paz de la mano de instituciones y población. Se repensará la seguridad nacional y se reorientará a las fuerzas armadas para fortalecer sus funciones y estrechar lazos con la sociedad.

La incertidumbre en el plan de seguridad de AMLO y la crisis en esta materia

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que existe mucha descomposición en las policías.

“Necesitamos unir todos los recursos y las voluntades que se tienen, actualmente sólo se cuenta de manera formal con la policía federal y las ministeriales. Hay mucha descomposición en estos las policías estatales y municipales”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el presidente electo, él y su equipo analizaron bien el problema, “son 40,000 policías federales, no todos trabajan en lo operativo, casi la mitad están de administrativos. ¿Qué hacer con 20,000 elementos?”.

López Obrador dijo que es necesario hacer las adecuaciones en el marco legal, “por eso lo tratamos de ser claros y por eso lo ponemos a consideración de la

“Ya no queremos la simulación, sólo en el porfiriato se usaba la frase de que la constitución se respetaba en la forma para violarse en el fondo. Nosotros no somos porfiristas”, dijo el próximo presidente.

La Guardia Nacional que creará el próximo gobierno federal contará con 50 mil efectivos, su conformación estará dividida en tres etapas y se integrará a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), informó el próximo titular de esa dependencia, Luis Sandoval.

Durante la presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad, explicó que dicho cuerpo de seguridad será una fuerza adicional a las Fuerzas Armadas y entrará en operación el 1 de diciembre próximo, en tanto se hacen las adecuaciones jurídicas correspondientes.

En la primera etapa se integrarán las unidades de las policías Militar, Naval y Federal; en la segunda se incorporarán los miembros de las Fuerzas Armadas que así lo deseen, mientras que en la tercera se abrirá una convocatoria a la juventud en general, por medio de la estructura militar de las instituciones castrenses.

 

Siguientes artículos

¿Qué necesidad de cumplir promesas efímeras?
Por

Sin duda, cualquier esquema de corrupción en el proyecto del aeropuerto de Texcoco debe ser atacado de raíz. Lo que no s...