Para bajar el precio de los pasajes aéreos a todos los destinos de Centroamérica, Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, solicitó a las autoridades de Aeronáutica Civil aplicar la Ley de Cielos Abiertos.

De acuerdo al mandatario, la aplicación de este orden significaría eliminar “infinidad de barreras”, por lo que hizo un llamado a considerar esta opción sin descuidar el tema de seguridad.

“A pesar de que estamos a cortas distancias, nos vemos afectados por tarifas altas y además no tenemos vuelos en horarios que permitan sacarle el mejor provecho a la instalación existente de aeropuertos en la región centroamericana y eso nos genera un serio problema”, indicó el mandatario en conferencia de prensa.

A través de un comunicado, la Presidencia de Honduras indicó que un boleto de San Pedro Sula a Houston, Estados Unidos, cuesta 365 dólares, pero del Ramón Villeda Morales en San Pedro Sula a Managua, Nicaragua, vale 820 dólares, es decir, casi tres veces más.

En el mismo sentido, indicó que de San Pedro Sula a Miami un boleto puede costar unos 400 dólares contra 800 dólares que vale el pasaje desde el aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa.

Por lo que el titular del ejecutivo reconoció que este no es sólo un problema del país, sino un problema regional.

“No podemos aprovechar las oportunidades que nos permite la condición de ser pueblos cercanos con una enorme diversidad en temas turísticos, pero también con un mercado económico creciente”, lamentó el jefe de Estado.

Puedes leer: Honduras se une al rescate del café en Centroamérica

Por esta razón sugirió a la Comisión Legislativa de Turismo, del Congreso Nacional, para que trabaje junto a los parlamentarios centroamericanos y el propio Poder Ejecutivo a efecto de lograr la aplicación de esa ley.

Vigente desde 2008, la Ley de Cielos Abiertos significa que los vuelos al interior de Centroamérica se consideran como locales.

“Nos estamos limitando tremendamente, estábamos viendo todo lo que va a ocurrir en términos de la programación que tenemos para este verano y uno de los grandes problemas que tenemos para recibir desde Guatemala, El Salvador, Nicaragua y otros países cercanos es esta barrera y no puede ser que desde el 2008 este documento esté aprobado y no se cumpla”, concluyó el gobernante.

 

 

Siguientes artículos

RD se prepara para recibir a más de 2 millones de cruceristas en 2020
Por

Desde el 2017, la meta base de 1,000,000 de cruceristas que ingresan al país se ha superado: Mitur