Si buscas en el diccionario la palabra “híbrido”, seguramente encontrarás una foto de él. Desde su lanzamiento, en 1997, el Prius de Toyota ha vendido más de 3.5 millones de unidades y definido un segmento y demostrado a la industria automotriz en general que es posible elevar la eficiencia en el consumo de combustible de un vehículo.

El Prius es lo que se conoce como un auto híbrido, es decir, combina dos tipos de trenes motrices, uno tradicional a gasolina y otro eléctrico, que en este caso no necesita conectarse a la corriente, la batería se recarga recuperando energía del frenado y con el movimiento del motor principal.

Lee también: Híbridos y eléctricos, la otra revolución automotriz

No obstante, “la tecnología híbrida no es precisamente la más nueva, está entre nosotros desde los 90, cuando sí fue precursora de muchas cosas que están sucediendo actualmente”, dice a Forbes México Jorge Murakami, gerente de Mercadotecnia para Toyota México.

PUBLICIDAD

Murakami explica que Toyota previó desde hace años grandes cambios en el futuro, el crecimiento poblacional, la escasez de combustibles, el calentamiento global, y decidió que tenía que desarrollar un vehículo que permitiera cambiar la percepción de la gente sobre la movilidad. Así lanzó el Prius “que significa ‘antes de’, antes de que todos los demás pensaran en ello”.

Y México lo ha abrazado. “Hace 5 años vendimos 93 Prius en todo el año. En 2016 esperábamos vender 1,400, y en lo que va del año llevamos más de 3,600”, dice Murakami. México es el sexto país en ventas de este modelo.

No es difícil imaginar por qué. En nuestro país los vehículos híbridos y eléctricos están exentos del pago de ISAN y de la verificación vehicular, así como de las restricciones de circulación impuestas por el programa Hoy no circula, incluso en casos de contingencia.

En noviembre de 2015 Toyota anunció su Reto ambiental 2050, que busca contribuir a disminuir el impacto que genera la industria automotriz en el mundo. Para lograrlo, reducir las emisiones de CO2 es indispensable. En ese sentido, Prius 2016 mejora su rendimiento de consumo de combustible hasta en 20% con respecto a su generación anterior. “El tema medio ambiental es un modificador de venta, la gente está dispuesta a pagar un poco más por tener un impacto o un beneficio social”, dice Murakami, quien se dice gratamente sorprendido por la respuesta que el público mexicano ha tenido ante este modelo.

A pesar del gran éxito de los híbridos y de la popularidad que han ganado los autos eléctricos en fechas recientes, Murakami explica que “Toyota apuesta por la tecnología híbrida como la siguiente tecnología de gran masificación, que reemplazará a los autos con motores exclusivamente de combustión”, pero la compañía no cree que la tecnología detrás de los autos eléctricos esté lista para la masificación, por lo que no seguirá esa ola por el momento.

En cambio, Toyota tiene ya una gran oferta de autos híbridos en otras partes del mundo, aunque aún no los traiga a México. De hecho, desde 2015, la firma ofrece el Mirai en EU, Europa y Japón, que utiliza hidrógeno como combustible para generar la carga eléctrica que alimente la batería y cuyo único subproducto es el agua.

Para Toyota, dice Murakami, es importante que la tecnología se integre de manera natural en la vida cotidiana de los usuarios, lo que se ha logrado a la perfección con el sistema híbrido de sus autos, que no necesitan conectarse a la corriente. El ejecutivo dice que esa máxima aplica también al diseño, aunque resulte evidente que el Prius es una excepción a la regla, con su línea decididamente inusual.

Lee también: 2016: el año en que los autos se manejaron solos

Aun así, la nueva generación de Prius cuenta con uno de los mejores coeficientes aerodinámicos (0.24). Para esta generación la empresa decidió hacer cambios en el diseño frontal, en donde destacan la fascia delantera y los faros, muentras que, en la parte posterior, destaca su rediseño con un nuevo grupo de luces traseras.

La cuarta generación de Prius está disponible en los pisos de venta de la red de distribuidores desde el 1 de marzo de 2016 en dos versiones: Base, de 339,700 pesos, y Premium, de 399,700 pesos.

 

Siguientes artículos

Meade
Ronda 1.4 da certeza de inversiones en el país, destaca Meade
Por

El secretario de Hacienda afirmó que estarán pendientes de cómo cuidan las finanzas públicas del país ante las políticas...