El sector automotriz espera que la producción de vehículos ligeros supere las 4 millones de unidades para 2018, una cifra mayor a lo reportado en el acumulado de 2017, a pesar de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

De igual manera, la AMIA espera una exportación de 3.2 millones de autos para este año.

En 2017, la producción aumentó 8.9% a 3.77 millones de vehículos ligeros, mientras que que las exportaciones llegaron a las 3.1 millones, lo que significó un aumento del 12.1%.

“Vamos con una postura clara de que las reglas de origen del TLCAN original han permitido contar con un sector exitoso para los tres países… Hay empresas que están en pleno crecimiento, entre ellas Audi, que comenzará a reportar a la AMIA en enero, así como Kia. Eso nos dará un despegue adicional al que ya tenemos (en producción)”, señaló Eduardo Solís, presidente ejecutivo de la AMIA, en conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

En la cuarta ronda de la renegociación del TLCAN, la administración de Estados Unidos propuso aumentar el contenido regional en el sector automotriz de 62.5% a 85%, donde el 50% de las autopartes tendrían que fabricarse en ese país.

Te puede interesar: Exportación de autos crece 12.1% durante 2017 en medio del TLCAN

Solís añadió que el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá ha permitido aumentar la participación de la región en el sector automotriz.

“México ha sido parte fundamental en esa actuación exitosa (de la región), para lograr esos niveles de competitividad”, agregó el representante de la industria.

La sexta ronda de la renegociación de dicho acuerdo comercial se tiene prevista para el 23 de enero. Y la AMIA espera reunirse con sus pares de Estados Unidos y Canadá en próximas fechas.

 

¿Qué pasará con la reforma fiscal?

Respecto a la reforma fiscal que recientemente aprobó el congreso estadounidense, Solís rechazó un impacto en la competitividad de la producción de vehículos en México.

“La reforma fiscal va más allá de la competitividad porque tiene que ver con dónde tributan las empresas y no dónde manufacturan”, comentó el representante de la AMIA.

Las modificaciones que afectarán a la economía mexicana se concentran en el cambio en tasas de impuestos de repatriación de capitales, con la cual se busca que las empresas estadounidenses con operaciones en México envíen sus utilidades a ese país en lugar de reinvertirlas en territorio nacional, advirtió Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE, en anterior consulta.

El pasado 20 de diciembre de 2017, el Congreso de Estados Unidos aprobó la reforma fiscal, lo que incluye la disminución del impuesto corporativo de 35% a 21%, así como la exención fiscal de 20% para los dueños de negocios sobre sus utilidades y renueva la manera en que se cobran tributos a las multinacionales, al exentar dividendos de subsidiarias extranjeras, a través del Sistema de Exención por Participación sobre Rentas Mundiales.

 

Siguientes artículos

produccion-autos-queretaro
Exportación de autos crece 12.1% durante 2017 en medio del TLCAN
Por

La producción aumentó 8.9% a 3.77 millones de unidades en todo 2017; sólo en diciembre la fabricación creció 1.5%.