La Asociación de Internet y Política Comercial de Estados Unidos, se encuentra preocupada ante el régimen fiscal al cual se ha propuesto introducir a las compañías tecnológicas que prestan servicios digitales como Google, Facebook, AirBnb, entre otras, en México.

El tema ya ha escalado de tal forma ante órganos internacionales que incluso han llegado a plantear que esta acción, podría dañar la inversión estadounidense en la economía digital mexicana.

TAMBIÉN LEE: Ante castigos a firmas digitales, ¿imaginas un día sin Google u otra plataforma?

“El régimen fiscal discriminatorio propuesto por México impactaría desproporcionadamente a las compañías estadounidenses y establecería un precedente global peligroso. Este cambio de impuestos que se propuso podría amenazar el cumplimiento del USMCA (T-MEC en México) y dañaría la inversión estadounidense en la economía digital mexicana“, señala Jordan Hass, director de la Asociación de Internet y Política Comercial de Estados Unidos.

Y no solo eso. El órgano estadounidense detalla, que en particular le preocupa hablar de una posible desconexión (kill switch) a las empresas tecnológicas que no cumplan con el pago de sus impuestos bajo el esquema planteado por las autoridades mexicanas, y que estas tengan que ser desconectadas en dicho territorio.

“De particular preocupación es la propuesta del kill switch, o desconexión, que castigaría a las empresas por incumplimiento al bloquear sitios y servicios completos. Esta disposición es especialmente preocupante y viola los principios y acuerdos de libre comercio”, detalló Hass.

Hace unos días, la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), órgano conformado por compañías digitales de la talla de GoogleFacebookAirBnbMercado Libre, entre otras, se reunieron para abundar en este tema y hacer oficial su posicionamiento ante esta temática.

La ALAI, de igual manera, detalló su preocupación sobre una posible sanción por parte de la Secretaría de Hacienda de entrar en vigor el pago de impuestos digitales para las empresas en México, al grado de desconectar sus servicios en la región.

“Es de extrema preocupación que, como sanción por el incumplimiento de medidas fiscales, las autoridades tributarias amenacen con la posibilidad de desconectar servicios y plataformas de internet a los usuarios en México. Esta disposición atenta contra la naturaleza abierta de Internet, y el ejercicio fundamental de derechos como la accesibilidad, la libertad de expresión y de acceso a la información protegidos por la Constitución Mexicana y por la Convención Interamericana de los Derechos Humanos“, señala la ALAI.

Ante estos hechos, la Asociación que encabeza Jordan Hass, envió una carta con otras ocho asociaciones comerciales a Robert E. Lighthizer, Representante Comercial de Estados Unidos; Michael Pompeo, Secretario de Estado; Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, y a Larry Kudlow, Director del Consejo Nacional de Economía de Estados Unidos, expresando su preocupación por el impuesto. En ella destaca los siguientes puntos:

  • La propuesta busca socavar la inversión estadounidense en el mercado tecnológico de México y tiene el potencial de amenazar el cumplimiento del T-MEC.
  • Instamos al gobierno de Estados Unidos a que se relacione con sus homólogos mexicanos para reconsiderar la propuesta de gravamen a las compañías tecnológicas.
  • La propuesta, que requeriría servicios que faciliten las transacciones comerciales entre los usuarios que retengan el IVA y el ISR, afectaría desproporcionadamente a la industria de Estados Unidos
  • En cuanto a la información sensible solicitada por el gobierno mexicano a las compañías no residentes que brinden servicios digitales a clientes en el país, aclara que las empresas solo deberían proporcionar documentación simple y clara que proporcione resumen de las ventas y los impuestos recaudados, sin revelar información confidencial del cliente.
  • Con respecto a la ubicación de los usuarios, los requisitos para determinarla no deben ser demasiado complicados y se debe tener en cuenta la información del cliente ya recopilada por las empresas. Dicho esto, las compañías deberían poder tomar la decisión de gravar una transacción en una sola ubicación basada en información no contradictoria. Si no se ajusta, la propuesta del gobierno mexicano puede conducir al doble gravamen.
  • Debido a las complejidades del proceso, las empresas probablemente tendrían que bloquear a las personas o empresas mexicanas o cerrar líneas comerciales por completo debido a los desafíos de cumplimiento y del sistema.
  • Por último, la propuesta de sancionar a las compañías desconectándolas es desproporcionada, afecta a empresas con sede en los Estados Unidos y constituye una posible violación de los principios de libre comercio.
  • Las medidas unilaterales como la propuesta mexicana amenazan el progreso de la colaboración multilateral. México debería continuar comprometiéndose con el proceso en la OCDE para desarrollar una solución a largo plazo para la tributación y no centrarse en un solo sector de la economía global, o seleccionar a ciertas empresas extranjeras.
  • Para continuar permitiendo que las empresas prosperen en ambos países y asegurar que México pueda implementar los compromisos acordados en el TMEC, pedimos que el gobierno de Estados Unidos ejerza su liderazgo y tome medidas con sus contrapartes mexicanas en el corto plazo.
 

Siguientes artículos

Vaticano-rosario-electrónico
Vaticano lanza rosario electrónico que se activa haciendo la señal de la cruz
Por

El dispositivo muestra el progreso a lo largo de cada oración y realiza un seguimiento de cada rosario completado.