El Banco de México (Banxico) consideró que los próximos ajustes a las tasas de interés serán de menor magnitud, de acuerdo con las minutas de la última reunión de política monetaria.

De acuerdo con el documento, la Junta de Gobierno también señaló que las alzas de tasas realizadas desde el 2015 generaron una “postura apropiada” para enfrentar choques externos a la inflación.

Los integrantes de la Junta también coincidieron en que “existe cierto margen para que el ajuste sea de menor magnitud que en otras ocasiones, dadas las condiciones actuales”.

Las minutas mencionan que estuvieron de acuerdo en que conviene seguir reforzando la postura de política monetaria para lograr la convergencia de la inflación a su meta, de 3% +/- un punto porcentual.

PUBLICIDAD

Además, todos los miembros de la Junta coincidieron en que la economía continuó expandiéndose a principios del 2017 y algunos estimaron que el desempeño fue mejor al anticipado.

Por otro lado, entre los riesgos a la baja para el crecimiento económico, algunos miembros señalaron la incertidumbre asociada al futuro de la relación entre México y Estados Unidos. Esto ante las eventuales conversaciones para negociar el acuerdo comercial entre las tres naciones de Norteamérica.

El pasado 30 de marzo Banxico decidió la octava alza de tasas clave desde diciembre de 2015 al aumentarlas en 25 puntos base, colocándola en 6.50%, acumulando un total de 350 puntos base. Éste es el nivel más alto desde marzo de 2009.

Según el documento del instituto central, la mayoría de la Junta coincidió en que la inflación enfrenta dos principales choques, la depreciación acumulada de la moneda nacional y el incremento en los precios de los energéticos a principios de año,  y prevé que durante el año continuará viéndose afectada temporalmente.

Esto tanto por los cambios en precios relativos de las mercancías correspondientes a los servicios derivados de la depreciación acumulada del tipo de cambio real, como por el impacto transitorio de la liberalización de los precios de las gasolinas.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubicó en 5.35% en marzo pasado, su nivel más alto desde agosto del 2009 y que duplica el dato registrado en el mismo mes del año pasado (2.60%).

La mayoría de los miembros espera que durante 2017 la inflación se ubique por encima de la cota superior del intervalo de variación del Banco de México, para situarse cerca de 3.0% al cierre de 2018, refirió la minuta.

La Junta de Gobierno también acordó seguir de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de las cotizaciones de las gasolinas al resto de los precios, así como la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos y la evolución de la brecha del producto.

Esto, con el fin de estar en posibilidad de continuar tomando las medidas necesarias para lograr la convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3.0%.

Lee: Banxico decide aumentar su tasa de referencia y llevarla hasta 6.50%

 

Siguientes artículos

Cambios de hábitos en la relación trabajo ocio
Por

Entre los cambios de hábitos más relevantes que existe entre las generaciones se encuentra la forma en que relacionamos...