Sigue la transmisión del Primer Informe de Gobierno de AMLO a través de Forbes.com.mx.

En sistemas presidenciales los informes de gobierno son la oportunidad para que el Ejecutivo rinda cuentas al Legislativo. Pero también sirven de símbolos de poder ante los gobernados.

En México solo hemos conocido la parte del simbolismo de estos actos y no la de ser ejercicios de rendición de cuentas de un poder ante otro. Del ritual unipersonal de los años del presidencialismo, se pasó al accidentado informe del primer presidente de alternancia, Vicente Fox quien, en su último año de gobierno, no pudo pasar a la Máxima Tribuna a darle lectura.

De ahí lo que hemos tenido son presidentes ausentes en la sede legislativa para rendir sus informes. Al muy probable escenario de confrontación por parte de los representantes populares hacia el presidente, se optó por convertir al Secretario de Gobernación en emisario para entregar por escrito el informe de gobierno, en un contexto de aceptable civilidad.

De la sacralización de la figura presidencial a la ausencia del Ejecutivo en el recinto legislativo, hoy estamos en la antesala del primer informe de gobierno de López Obrador.

¿Qué esperar de este ejercicio por parte del presidente que, se dice que antes de entrar en funciones ya había empezado a gobernar? Hace algunos meses podría haberse albergado la idea de una reforma al artículo 69 de nuestra Constitución. Hoy sabemos que esa expectativa habrá de esperar y que el domingo 1 de septiembre la Secretaria de Gobernación hará entrega del documento a la Cámara de Diputados.

Los violentos hechos ocurridos en Veracruz forman parte del preámbulo hacia el primer informe de un gobierno que ha prometido cambiar al régimen. Un escenario también salpicado de excesiva información, decisiones presidenciales tajantes, compromisos que se materializan sin que todavía sean claros sus impactos y una realidad que no cesa de demostrar la dimensión de los problemas del país.

¿Qué contenido esperar del primer informe de López Obrador? Las mañaneras y los informes de los 100 y 200 días de gobierno nos dan pauta sobre lo que vamos a escuchar el domingo. Resulta llamativo, sin embargo, que el primer spot que el mandatario eligió para su primer informe se refiera a la situación económica del país, en el que narra los compromisos que en esta materia ha cumplido a lo largo de su primer año de gobierno.

La elección del tema económico no es casualidad. A los pronósticos sobre el nulo crecimiento económico, el acuerdo de renegociación que el gobierno mexicano alcanzó entre la CFE y diversas empresas sobre los contratos leoninos de gasoductos no podrían haber sido más oportunos. La imagen del presidente anunciando estos acuerdos de renegociación, acompañado por Carlos Slim y el mensaje de éste, sobre las “grandes oportunidades de crecimiento de la economía mexicana” son un paliativo importante.

Por el otro lado, lo que habremos de ver este domingo serán los infaltables símbolos en torno a la figura de López Obrador y un discurso político que siga apelando a la esperanza de la gente en la 4T. Ante un presidente con tal poder como López Obrador, la relevancia de la glosa del informe con los secretarios se diluye, así como la expectativa de que el Congreso pueda ejercer un papel de control político y de relación entre iguales entre poderes.

“Los compromisos se cumplen” y “Soy un hombre de palabra”, con el particular estilo del presidente impreso en el dicho “No es por presumir”, son las frases elegidas con las que será recordado el primer informe del actual gobierno.

Es hora de hacer costumbre que los gobernantes rindan cuentas sobre las promesas lanzadas para ganar elecciones y para conservar el poder.

 

Contacto:

Twitter: @palmiratapia

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿En serio queremos desmantelar a los medios?
Por

Regresa la tentación de regular a los medios en México, ahora por parte del grupo parlamentario del Partido del Trabajo,...