Por Christian Poliansky*

“No les pedimos a las empresas que hagan algo diferente a su actividad normal, les pedimos que realicen su actividad de manera diferente”.  Kofi Annan (1938 -2018) Premio Nobel de la Paz 2001.

Muchas empresas en México ya reconocen su enorme potencial para ayudar a proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes y asumen su papel como motor de cambio social por la niñez y la adolescencia.  Sin embargo, identificar sus impactos y realizar acciones, para potenciar los positivos y minimizar los negativos, aún representa una importante área de oportunidad para el sector privado.

En México 39.2 millones de la población son niñas, niños y adolescentes. De éstos, el 51% vive en pobreza, el 80% tiene un bajo nivel educativo y el 60% ha sufrido violencia. Esta población es un punto de interés para tu empresa porque son los hijos de tus trabajadores, los consumidores actuales y/o futuros de tus productos y servicios, tus futuros empleados, tus directores, tus accionistas y los actores más vulnerables de las comunidades donde operas.  Por lo anterior es indispensable responder la pregunta: ¿Qué puede hacer tu empresa por la niñez?

PUBLICIDAD

Como parte de la iniciativa “Better Business for Children”, que busca promover buenas prácticas empresariales enfocadas a proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes, Unicef genera conocimiento que ayuda a las empresas a implementar acciones mejor encaminadas en sus áreas de trabajo, mercado y comunidad mediante la herramienta en línea “Autodiagnóstico sobre interacciones entre la empresa y la niñez”.  Esta herramienta permite a empresas de cualquier tamaño y giro identificar el impacto de su actividad en la niñez y la adolescencia en términos de salud, educación, equidad y protección.

La herramienta está disponible en el sitio diagnostico.unicef.org.mx  y su uso es gratuito y confidencial. Unicef invita a directores generales, de recursos humanos o de responsabilidad social empresarial a participar en esta iniciativa y, en sólo 30 minutos, realizar el autodiagnóstico en línea que generará un reporte sobre oportunidades y recomendaciones.  Su participación ayudará también a desarrollar una visión más precisa sobre las acciones que el sector empresarial puede realizar a favor de la niñez y la adolescencia, la cual se dará a conocer en forma de estadísticas y casos de éxito en un diagnóstico nacional a ser publicado por Unicef.

La herramienta de autodiagnóstico es el resultado de experiencias internacionales y de diagnósticos realizados anteriormente por Unicef en México a los sectores de turismo, transformación y distribución.  Cuenta además con el apoyo de organizaciones que comparten nuestra visión como AMCHAM, ANTAD, CCE, CNET, COPARMEX, Expok, EY México, Forbes, Great Place to Work, IDEARSE Universidad Anáhuac, INDEX, Milenio, PERSÉ y Red Mexicana del Pacto Mundial de Naciones Unidas.

Las empresas juegan un papel fundamental como impulsoras del desarrollo; por eso, desde Unicef buscamos que esta iniciativa genere una visión que abra nuevas oportunidades para avanzar conjuntamente en la mejora de las condiciones de vida de la infancia y la adolescencia. Porque un niño o niña que crece gozando de todos sus derechos es, y será, una persona con la capacidad de potenciar enormemente el desarrollo de su comunidad, contribuyendo a sociedades más solidarias, más sostenibles y con mayores oportunidades.

*Jefe del área de movilización de recursos de Unicef México con Maestría en Administración de Empresas.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los adolescentes: unos expertos en sí mismos
Por

Se requiere que la adolescencia participe en la conformación de políticas públicas, en especial las del combate a la vio...