El total de los recursos desviados por el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, de aproximadamente 35,000 millones de pesos (mdp), sería suficiente para darle a cada persona en pobreza extrema en esa entidad (2.48 millones) un ingreso para cubrir sus necesidades básicas por un año, estimó Diego Vázquez, gerente de investigación de Oxfam México, durante la presentación del organismo de un decálogo contra la desigualdad económica en el país.

Según datos del Banco Mundial, citados por dicha organización, la corrupción le cuesta a México el 9% del Producto Interno Bruto (PIB). Uno de de los casos más sonados de desvío de recursos en los últimos años fue el de Duarte.

“La injusticia en México está vinculada con una relación muy frágil entre la ciudadanía y el Estado, y una de las razones es porque esa relación está mediada a través de los impuestos. Cuando a un mexicano le retienen un porcentaje de su salario, ese dinero va a las arcas públicas y es utilizado por los gobiernos para dar servicios, pero cuando existe corrupción esos servicios no se dan”, afirmó Ricardo Fuentes-Nieva, director ejecutivo de Oxfam México, en conferencia de prensa.

Lo anterior se convierte en un problema grande, agregó, debido a que los servicios que no otorga el gobierno por motivos de corrupción son aquellos que tendrían que llegar y beneficiar a la gente más pobre, lo que ocasiona un aumento en la desigualdad económica.

PUBLICIDAD

Lee también: Los estados peor calificados en lucha contra la corrupción

“Todos los presupuestos deben ser públicos y uno de los problemas es que es difícil de acceder a la información. El tema es los recursos financieros y cómo se recuperarán todos los recursos desviados a través de la corrupción”, indicó Fuentes-Nieva.

Por otra parte, Milena Dovalí, coordinadora de investigación en Oxfam México, presentó una encuesta sobre la percepción de la desigualdad en el país, donde 9 de cada 10 personas piensa que es urgente que la diferencia de ingresos entre ricos y pobres sea resuelta.

A su vez, el 70% cree que las causas de la pobreza se deben a factores fuera de control de la persona, ya sea por provenir de una familia sin acceso a la educación o en condiciones de pobreza, o por haber crecido en un entorno adverso.

“Alrededor de 65% cree que la causa de la riqueza de una persona se debe a esquemas injustos, ya sea por corrupción, contactos privilegiados o poder”, agregó Dovalí.

No te pierdas: A los mexicanos les preocupa más la corrupción que el desempleo

 

Siguientes artículos

inflacion-mercado-precios
Inflación frenó en primera quincena de enero, prevén analistas
Por

La desaceleración se debería al efecto positivo por compararla con el mismo periodo de 2017, cuando se dispararon los pr...