Por Investing.com

Marco Antonio Quiroz se emocionó mucho porque este fin de semana recibió su primer nuevo billete de 500 pesos, con la imagen de Benito Juárez, y deseó que “ojalá sea el primero de muchos, y más de los de 2,000 pesos”.

Pero, en México es muy difícil hacer pagos corrientes en pequeños negocios, tiendas, y algunas veces en el súper, con billetes de una gran denominación. ¿Recuerdan alguna vez que hayan intentado pagar con un billete de 1,000 pesos? ¿Cuántas veces se los regresaron porque “no había cambio”? Eso recuerda Marco quien no cree que pueda usar mucho esos billetes.

Ese es un pequeño detalle de lo que puede suceder con el billete que anunció hace unos días el Banco de México (Banxico), de 2,000 pesos, pero en redes sociales y muchos analistas han expresado su preocupación, pues consideran que un billete de tan alta denominación significa que México enfrentará una inflación más alta el próximo año.

PUBLICIDAD

Lee: ¿Generará inflación la puesta en circulación de nuevos billetes?

Incluso, Banxico dio señales de ello la semana pasada al emitir su informe trimestral en donde elevó las estimaciones de incremento en la inflación debido al precio de los energéticos, su pronóstico previo era que la inflación quedara a final del 2018 en 3.8%, y en su último informe quedó en 4.2%

“Las previsiones para la inflación que se presentan en este Informe toman en cuenta que los incrementos mayores a los previstos que se han observado en los precios de los energéticos, principalmente de la gasolina y del gas L.P., en un entorno en el que la inflación no subyacente ya se encontraba en niveles elevados, afectarán la trayectoria de la inflación general anual esperada durante 2019, si bien se estima que su efecto sea transitorio”, expuso Banxico en su informe.

Al respecto, el analista y experto en finanzas, Guillermo Barba, consideró que se ha dicho que esto es indicativo de que una nueva “devaluación” se aproxima o una gran inflación.

“Totales absurdos. Le explico: Que con el tiempo se vayan necesitando piezas de valores más altos, es consecuencia de la acumulación de inflaciones pasadas, no causa de inflaciones futuras. Como nuestro dinero va perdiendo poder de compra año con año por el alza de precios, se vuelve necesario en algún momento que aparezcan denominaciones mayores. Esa misma pérdida de valor del dinero es la que provoca que salgan de la circulación monedas que ya no es viable producir, como las de 5, 10 y 20 centavos, que ya no se ven”.

Lee también: ¿En que se transformará ahora el billete de 20 pesos?

Y cuestionó: “¿No hay nada de qué preocuparse entonces? No decimos eso. Al contrario. La tendencia de largo plazo del peso hacia la depreciación continuará. La manera de protegerse de la depreciación y el alza de precios, es aumentando los ingresos e invirtiendo en activos que preservan su valor y prometen dar ganancias”.

Guillermo Barba añadió que por lo que le toca, Banxico debe seguirse concentrando en combatir la inflación, pero con herramientas que no tienen nada que ver con la denominación de los billetes.

Mientras tanto, Marco Antonio, ve emocionado su billete de 500 pesos, esperando los billetes de 2,000, que, seguramente, utilizará para pagar el incremento en el gas para su casa y la gasolina para su auto.

Te puede interesar: Billete de 500 pesos causa furor en Twitter

 

Siguientes artículos

Impuesto a refrescos recaudó casi 99,000 mdp en gobierno de EPN
Por

En el acumulado de 2014 al primer semestre de 2018 se recaudaron 98,708.6 millones de pesos por el impuesto a bebidas en...