El mundo del trabajo se está reinventando a alta velocidad por las fuerzas de la automatización y la digitalización. En este entorno, tanto las empresas como sus colaboradores enfrentan el reto de mantenerse al día con los cambios en las habilidades demandadas por roles en constante evolución, lo cual requiere que los individuos sean capaces de desaprender y reaprender de manera continua, a través de sistemas ágiles que sustituyan los programas tradicionales de entrenamiento corporativo e instituciones educativas.

Según el World Economic Forum (WEF), para el año 2022, no menos de la mitad de los empleados requerirán reentrenamiento y mejora de sus habilidades y competencias actuales. Hoy, el trabajo está siendo deconstruido en sus tareas más elementales, las cuales se están asignando a los recursos óptimos para ejecutarlas: tercerización, trabajadores “gig”, alianzas, inteligencia artificial y robots; y las tareas restantes son reconstruidas junto con actividades que están surgiendo para formar nuevos puestos de trabajo. Por esta razón, la reinvención del trabajo y el aprendizaje continuo serán dos capacidades clave de las empresas y los individuos para sobrevivir y destacarse en el futuro del trabajo.

Sin embargo, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. En el estudio “The Future Chief People Officer: Imagine. Invent. Ignite”, 94% de los ejecutivos de RRHH participantes indicaron que para manejar de manera exitosa la naturaleza cambiante del trabajo es prioritario evolucionar del entrenamiento basado en programas puntuales al reciclaje perpetuo de habilidades. Sin embargo, solo 18% considera estar preparado para liderar un cambio significativo en las habilidades de la fuerza de trabajo en su empresa.

El estudio identificó cinco pasos que las compañías deben seguir para evolucionar del entrenamiento puntual al aprendizaje continuo:

  1. Moverse a una arquitectura de talento basada en habilidades. Esto requiere que los líderes comiencen a pensar en términos del pool de habilidades requeridas por la organización en lugar del número de empleados.
  2. Asegurarse que el aprendizaje es continuo y parte del plan de negocios. Las organizaciones deben integrar el aprendizaje y reciclaje de habilidades a las actividades del día a día, y promover en sus colaboradores la automotivación y la búsqueda de experiencias que los ayudarán a crecer.
  3. Construir un pool de talento para el futuro. El reclutamiento, la contratación y el entrenamiento en habilidades específicas deben anticiparse lo mas posible a las necesidades futuras e inclusive a la disponibilidad de vacantes.No te pierdas: Nuevos retos en la gestoría de capital humano

     

  4. Desarrollar un enfoque multidimensional. Este enfoque es necesario para entender como las habilidades se están alineando a las necesidades organizacionales en evolución, y para establecer las rutas de aprendizaje continuo que se adapten a diferentes estilos individuales.
  5. Poner el aprendizaje continuo en el centro de la propuesta de valor a los empleados. Las habilidades son la nueva moneda del mercado de trabajo. El aprendizaje continuo y el reciclaje de habilidades deben estar en el centro de la experiencia de los empleados, para que las organizaciones tengan éxito en atraer y retener al talento que necesitan en el nuevo mundo del trabajo.

El compromiso con el aprendizaje continuo y el reciclaje de habilidades te permitirá sobresalir y continuar aportando a tu organización. Tu empleabilidad será la consecuencia de prepararte para las oportunidades y permanecer relevante y actualizado en un mundo del trabajo que requiere habilidades cambiantes.

 

Contacto:

Twitter: @amondelli

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

frontera Migrantes Trump
¿De qué hablarán Trump y AMLO si no discutirán el muro fronterizo?
Por

La razón oficial es la celebración del nuevo tratado, el T-MEC, pero al ser la primera intervención personal de ambos ma...