Pese a que las autoridades federales han señalado que la mayoría de los alumnos cuyas escuelas se dañaron durante los sismos del 7 y 19 de septiembre se han reintegrado a sus labores educativas, lo hacen en aulas temporales y con horarios reducidos; además de que el proceso de reconstrucción tanto de escuelas como viviendas ha sido “alarmantemente lento”, apuntó Save the Children.

Durante una conferencia de prensa para dar a conocer los resultados de su intervención humanitaria durante esta emergencia, de las 33,000 viviendas y 577 escuelas consideradas con pérdida total en los estados afectados se ha iniciado la reconstrucción en 28% de los hogares y 66% en las áreas educativas, de acuerdo con datos de esta organización sin fines de lucro.

“Necesitamos conocer los avances en cuanto a la recuperación. Encontramos escuelas en donde la mitad de las aulas fueron dañadas y por ende las clases han sido reducidas, o encontramos otras escuelas que se han reubicados en aulas temporales, pero no pensamos en el tema de higiene y saneamiento y como hay pocos baños los niños van de 8 a 10 o de 10 a 12”, detalló Fátima Andraca, coordinadora de Emergencia de Save the Children México.

Lee: Vuelve a temblar en la Ciudad de México

PUBLICIDAD

Foto: María Fernanda Navarro.

La crisis humanitaria se agrava cuando se trata de niños con escuelas devastadas y casas en reconstrucción.

En estados como Morelos y Oaxaca se detectó el aumento del costo de la mano de obra y los materiales de construcción, situación que dificulta a las familias concluir con la reconstrucción de su vivienda.

Por ejemplo, el costo de un ladrillo en los últimos meses aumentó de dos a ocho pesos; en tanto que los trabajadores de construcción elevaron al doble sus honorarios.

“Una desgracia de este tamaño no debería ser considerada por algunos como una acción oportunista de enriquecimiento rápido a costa de otros. También, sin duda, la asignación de recursos y apoyar un proceso de reconstrucción colectiva, dirigida y protegida no ha sido una de las prioridades del gobierno federal y los gobiernos de los estados”, señaló María Josefina Menéndez Carbajal, directora ejecutiva de Save the Children.

En ese sentido, la directiva ejecutiva hizo un llamado a las autoridades federales y estatales para evitar el aumento desmedido del costo de la construcción de una vivienda.

Esta organización informó que recibió 47 millones 248,892 pesos por parte del sector privado, gobiernos extranjeros y donantes individuales para apoyar a los damnificados por los sismos, que enfocó en la instalación de espacios amigables para niños, impartición de sesiones de apoyo psicoemocional, establecimiento de aulas temporales y entrega de kits de higiene.

 

Siguientes artículos

Sismo de intensidad moderada ‘sacude’ de nuevo a la CDMX
Por

Las autoridades dieron a conocer que la magnitud fue de 5.3; el Sismológico reportó otros dos movimientos de menores int...