El Gobierno de la Ciudad de México se encuentra actualmente en un proceso de consulta alrededor del Plan General de Desarrollo con visión 2040, que tiene como objetivo promover una Ciudad con enfoque incluyente, igualitaria y de ejercicio derechos; sustentable, resiliente y con eficiencia territorial, entre otros aspectos más (https://plazapublica.cdmx.gob.mx/processes/plan-general-desarrollo).

Para llevar a cabo dicho Plan se plantean 7 Ejes de Transformación, concebidos en forma articulada, transversal y coordinada, que impulsen: 1) Igualitaria y de derechos, educadora y de bienestar; 2) Próspera y dinámica; 3) Sustentable, sana y resiliente; 4) Con equilibrio y ordenamiento territoriales; 5) En paz y con justicia; 6) Innovadora y basada en el conocimiento, y 7) De gobierno honesto, cercano y buena administración.

En materia de agua, incorporada en el Eje 3, se considera el Objetivo Estratégico 3.5.1. Cuencas, agua y sanidad, el cual busca “construir nuevas pautas y políticas de manejo del agua que lleven a la estabilización de los acuíferos y al manejo sustentable e integral de las cuencas que abastecen a la Ciudad de México, para garantizar el derecho al agua y  la sanidad de toda la población”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Este objetivo estratégico tiene 4 metas con sus respectivos indicadores y líneas estratégicas:

1. Llegar a acuerdos con las autoridades relevantes para sanear y manejar sustentablemente el 100% la cuenca del sistema Lerma-Cutzamala y las subcuencas internas del Valle de México.

2. Lograr que la explotación del acuífero se mantenga en niveles sostenibles y se hayan restaurado al 100% los ríos abiertos, canales y cuerpos de agua de la ciudad, que se aprovechan plenamente para uso público.

3. Aspirar que el 100% de la población cuente con agua potable todos los días (mínimo de cien litros diarios por habitante).

4. Proyectar que todos los hogares de la ciudad cuentan con medios adecuados de desalojo de aguas residuales y pluviales, integrados a un sistema más amplio que opera con seguridad y sin riesgos sanitarios o de inundaciones que además favorece el reúso del agua dentro de la ciudad.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

El reto en materia de agua en la CDMX es enorme. La falta de continuidad del servicio a los habitantes se traduce en que 26% de la población no recibe cantidad suficiente de agua, 15% no cuenta con servicio diario, y entre 1.8 y 2 millones de personas se surten con tandeo.

De los acuíferos del Valle de México se extrae más del doble de agua de la que se recarga de manera natural; el Sistema de Aguas cuenta con más de 26,000 kms de tuberías, cuya vida útil está rebasada en más de 50 años y se estima que más del 40% del agua suministrada a la red se pierde en fugas, tomas clandestinas y agua no contabilizada.

A este diagnóstico hay que añadir los efectos del cambio climático, ya que la ciudad no está exenta de sequías prolongadas o lluvias extremas que pueden producir grandes encharcamientos e inundaciones.

Por otro lado, el Plan General de Desarrollo para la Ciudad de México abre la posibilidad para que se plasme y se consolide el valor y la viabilidad de las soluciones basadas en la naturaleza, como un complemento necesario a las soluciones tradicionales de infraestructura gris.

Suscríbete a Forbes México

En efecto, las soluciones basadas en la naturaleza para mejorar la gestión de los recursos hídricos hacen más factible alcanzar la seguridad hídrica para todos, y contribuir a aspectos esenciales del desarrollo sostenible de la ciudad y sus comunidades.

Es importante recordar que estas soluciones se reflejan en acciones como la protección de las fuentes de agua, la recarga de acuíferos, la captación del agua de lluvia,  la conservación de bosques y pastizales y soluciones integradas verdes y grises en suelo urbano, entre otras, sin dejar de lado las estrategias de prevención y manejo de riesgos asociados al agua, cuyos efectos son cada vez mayores como resultado del cambio climático. Asimismo,  estos planteamientos contribuyen a reducir los riesgos de eventos extremos derivados del cambio climático que están relacionados con el agua, tales como inundaciones y sequías.

Agua Capital, el Fondo de Agua de la Ciudad de México, impulsa activamente la implementación de este tipo de acciones. La naturaleza transversal y multidisciplinaria del agua, así como sus efectos en múltiples sectores, ameritan un proceso de planeación amplio, plural y participativo. La viabilidad misma de la Ciudad a largo plazo, en muchos sentidos, va de la mano con su seguridad hídrica. Allí radica la importancia de esta consulta y sus resultados.

Contacto:

Eduardo Vázquez Herrera es director Ejecutivo de Agua Capital desde hace tres años, con la misión de promover la seguridad hídrica en la Ciudad de México. 25 años de experiencia en los sectores público, social y privado, además de colaborar en el sector del agua durante 16 años en el diseño y ejecución de estrategias, políticas y proyectos para la seguridad hídrica a nivel nacional y en la CDMX. *

www.aguacapital.org

Twitter:@AguaCapitalOrg

Facebook: @AguaCapital[email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

elecciones 2024
El mercado político y el riesgo de la tiranía
Por

Los sistemas complejos no se controlan, se auto-ordenan, pretender el control de un sistema político por un solo hombre...