En un nuevo y penoso episodio del avance del hombre por sobre la naturaleza, usuarios de redes sociales dieron cuenta de la muerte masiva de crías de tortuga en la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, en Quintana Roo.

Los ejemplares hallados, tortugas Golfina en peligro de extinción de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 059, de acuerdo a como dio cuenta Excelsior, no puedieron alcanzar el mar tras salir de sus nidos debido a las cantidades existentes de sargazo.

Las algas presentes en el “Área Natural Protegida” impidieron que las criaturas lleguen al mar por lo tanto cortaron su ciclo de vida.

De acuerdo al matutino, el nacimiento de tortugas en la región se lleva a cabo desde la primer quincena de agosto y hasta fines de octubre.

En otras oportunidades hemos dado cuenta de cómo el sargazo a afectado a la zona, especialmente en Tulúm donde se halla la reserva en cuestión, que sufre serias consecuencias por el recale masivo de sargazo tal como lo ha dado a conocer la Red de Monitoreo de Sargazo en Cancún.

Plásticos mortales

Por su parte, diversos hallazgos señalan que 52% de las tortugas marinas de todo el mundo han ingerido desechos plásticos debido a que los confunden con medusas, algas u otras especies que son parte de su dieta, informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).

En su portal en Internet, señaló que desde la década de 1940 el plástico se ha producido en masa, sin embargo su impacto actualmente es devastador entre todas las especies de quelonios porque un solo objeto de este material puede ser mortal, ya que no saben lo que es y tampoco tienen forma de saberlo.

Expresó que este panorama es sombrío para el 22% de las tortugas con la ingesta de un solo artículo, ya que los plásticos afilados pueden romper sus órganos internos, en tanto las bolsas pueden causar obstrucciones intestinales.

En el caso de que sobrevivan, este consumo puede ocasionar que floten de forma inusual, lo que genera que se detenga su crecimiento y las tasas de su reproducción son más lentas.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Tokio, han consumido plástico en cantidades alarmantes la tortuga caguama (que es carnívora), así como la tortuga verde (que principalmente se alimenta de plantas).

Indicó que la primera especie ha consumido plástico el 17% de las veces que lo han encontrado, probablemente confundiéndolo con medusas, mientras que esta cifra se disparó un 62% en las tortugas verdes, posiblemente en la búsqueda de algas.

Otro de los peligros que las amenaza es quedarse atrapadas en redes de pesca, lo que supone que se puedan ahogar o no puedan escapar de sus depredadores.

Lee también: ¿Es viable el proyecto Internet para Todos de AMLO?

 

Siguientes artículos

Dejar manejo de economía a un economista, es como dejar la paz a un militar: AMLO
Por

“Ahora es distinto, claro que necesitamos a los economistas y a los militares, pero tienen que coordinarlos esfuerzos de...