Por Gil Zapata*

En general para que un país incremente el comercio electrónico se necesita un buen sistema de pagos y cobranza. Existe un gran desequilibrio en los sistemas de pagos, en los sistemas financieros en los países más pequeños de Latinoamérica. Existen dos objetivos principales que cada país debería querer lograr con el comercio digital. Primero es poder incrementar las ventas nacionales en diferentes regiones del país y segundo es poder exportar sus productos y servicios al exterior. Entre todo esto existen ciertos retos con los países en Latinoamérica. Dichos retos presentan oportunidades para el sector financiero y startup que pueden resolver estos dilemas.

El primero reto que enfrentamos en la región es que existe un desequilibrio entre ventas y compras en línea hacia el mercado en el exterior. Nicoya Tech, una agencia digital e incubadora en Nicaragua tuvo un taller en Managua, Nicaragua. De 100 personas en el foro sólo una persona vendía sus productos en línea al exterior, 99 de dichas personas indicaron que ellos compraban en Amazon.com o en ebay.com de EU. Nicaragua no es el único país que sufre de este equilibrio otros países en la región tienen la misma tendencia de tener más consumidores comprando apuesto y vendiendo al exterior. Con este caso nuestros países están importando más que exportando. Lo cual presenta una amenaza a la economía de Latinoamérica. Uno de los grandes retos que ha tenido EU; importan más productos de China y muy poco se está fabricando en EU. Lo mismo pudiera pasar en Latinoamérica si continuamos comprando más que vender. Las economías se transforman en una de revendedor apuesto a uno que fabrica o exporta talento humano.

Una de las razones por cual compramos más apuesto a vender más es dado a ciertos factores en los sistemas financieros. Una forma de colectar pagos rápido vía el comercio digital es con un sistema de cobranza y de pagos eficaz como PayPal. En EU muchos emprendedores pueden vender fácilmente vía amazon.com, ebay.com o sus propios sitios de web utilizando un carrito y un sistema para recibir pagos. Si uno quiere vender sus productos sitios como ebay.com al exterior y colectar pagos, enfrenta retos en recibir pagos. Si uno utiliza PayPal en Latinoamérica no todos los países pueden obtener sus pagos. En la mayoría de los países te darás cuentas que con PayPal si podemos enviar y recibir dinero, pero no podemos sacar dinero en efectivo de nuestra cuenta PayPal. Tampoco permiten obtener una tarjeta de débito de PayPal tienen que vivir en EU o tener una cuenta bancaria en EU. En este caso la única opción es abrir una cuenta con payoneer.com y solo la vas a poder utilizar como una tarjeta de crédito. Aparte de vender productos existe mucho talento en nuestros países que pudieran encontrar trabajo en plataformas como freelancer.com, udemy.com, fiverr.com y otras plataformas. El profesional que brinda sus servicios o talento de ciertos países en Latinoamérica pudiera enfrentar un reto en colectar sus pagos. Existen otras alternativas como Western Unión o giros internacionales, pero son sistemas caros y También muy tradicional. Para convertirse en una economía más digitalizada tiene que a ver sistemas de pagos que son fácil y rápido para el uso del comerciante. En respeto al comercio internacional esto es un reto al mismo tiempo una oportunidad para una empresa fintech que pudiera resolver este dilema. Al mismo tiempo provee mayores oportunidades para comerciantes que quieren vender al exterior de una forma digital.

PUBLICIDAD

En respeto al comercio nacional tradicionalmente hemos sido economías donde pagamos en efectivo, cheques, y comprobantes. Los bancos en Latinoamérica han avanzado mucho con sus portales en línea, pero todavía nos hace falta. Primero el número de personas sin servicios bancarios sigue siendo superior al 50% de la población adulta en muchos países en Latinoamérica. Primero, hay que superar la cantidad de usuarios bancarios para poder incrementar el comercio digital. Segundo, es establecer los sistemas de Cámara de Compensación Automatizada (ACH). Colombia, Costa Rica y Ecuador son uno de los pocos países en el cual los bancos centrales operan los sistemas ACH. En la mayoría de los países no han aprobado el sistema ACH o son propiedad y operación privada. Los países que han implementado sistemas ACH para transferencias de crédito electrónicas interbancarias o débitos directos incluyen: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú y Venezuela.

El sistema ACH es muy importante para impulsar y crecer el comercio digital. Lendinero es una empresa de EU que reubicó parcialmente su centro operativo a Centroamérica en el 2015. David Munguía, Gerente Financiero de dicha empresa se quedó asustado cuando realizó una comparación de pagos entro los sistemas en EU y en Centroamérica. En EU todos los pagos a los proveedores, empleados, y sistemas son hecho electrónico o vía ACH y en Centroamérica mucho de los pagos se tienen que hacer directamente telefónico con sus sistemas privados o con cheques. El sistema ACH facilita los sistemas para los comerciantes y los consumidores. América Latina y los gobiernos están tomando grandes iniciativas para cambiar esto. En los últimos dos años hemos visto que hoy en día se pueden realizar nóminas de pagos en línea, pagos de impuestos y otros servicios. La mayor parte de estos sistemas son privados y no son sistemas de ACH. El ACH es muy importante para poder realizar el comercio interno en cualquier país. No es lo mismo estar parado en línea por una hora a tener que depositar dinero a un proveedor o comerciante que configurar un pago en línea.

PWC realizó un estudio Global Fintech y reportó sobre la magnitud del desafío que tiene la banca tradicional en América Latina. Una de sus observaciones fue que los bancos sólo invierten 30% de la tecnología y la inteligencia artificial mientras las empresas fintech invierten el 46%. No todos los bancos siguen este camino. En Brasil el banco Bradesco lanzo Next, para realizar transacciones financieras sin estructuras físicas ni sucursales. Cierto que implementar sistemas como estos pudiera resultar en menos personal y un desempleo en el sector bancario, pero por otro lado crea nuevas oportunidades para más negocios. También, la utilización de la tecnología en el sector financiero incrementa la cantidad de usuarios lo cual pudiera resultar en costos de servicios para el cliente reducidos.

Los sistemas de pagos son muy importantes para poder incrementar el comercio digital. La realidad es que cada día hay más y más usuarios están utilizando sus teléfonos inteligentes y se están acostumbrando hacer todo en línea. También, nuestras economías y la población en las ciudades metrópolis en América Latina siguen siendo más pobladas la cual reduce el tiempo de poder hacer muchas cosas dado a una sobre población. El consumidor prefiere conveniencia para poder realizar sus transacciones en línea. Al mismo tiempo un sistema de pago más rápido incrementa el comercio y el movimiento monetario de las agencias gubernamentales, los gastos bancarios y los ingresos de los negocios. No es lo mismo esperar de cinco a 30 días para recibir un pago apuesto a recibirlo en segundos.

*Gil Zapata, es CEO y fundador de Lendinero. Apasionado con Fintech, Emprendedurismo, Pymes y el mundo Digital.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

odebrecht
Negación plausible: caso de Odebrecht
Por

Si al iniciar el diseño de la ‘negación plausible’ sobre una situación o acción a tomar no es posible encontrar los huec...