Geólogos han revelado por primera vez la historia de un continente perdido en minuciosos detalles, conocido como Gran Adria: del tamaño de Groenlandia y que hace millones de años se unió a lo que ahora son Francia, España y África.

En un registro de 427 páginas de 240 millones de años de historia mundial, los investigadores han detallado cómo el continente esencialmente se desmoronó en lo que ahora es Europa.

El documento es la reconstrucción más detallada de cómo las masas terrestres de la Tierra podrían haberse visto hace un cuarto de mil millones de años.

Y el Gran Adria, que podría haberse extendido desde los Alpes hasta Irán, puede haber sido la fuerza impulsora detrás de la formación de montañas en toda Italia, Turquía, Grecia y el sudeste de Europa.

Fue este desmoronamiento de la roca lo que pudo haber sentado la base de cadenas montañosas como los Alpes, informó Live Science.

Antes de convertirse en su propio continente, se cree que Gran Adria formó parte del supercontinente prehistórico, Gondwana.

Gondwana estaba formado por casi todo el mundo moderno: masas de tierra que ahora son África, la Antártida, América del Sur, Australia y partes de Oriente Medio y Asia.

Hace unos 240 millones de años, el territorio comenzó a moverse hacia el norte y colisionó con Europa entre 100 y 120 millones de años atrás.

Las rocas que se rompieron y fueron descubiertas por científicos se han extendido por todo el mundo desde España hasta lugares tan lejanos como Irán, lo que hace que la reconstrucción de los eventos sea particularmente difícil.

“Todos los fragmentos están mezclados y pasé los últimos 10 años haciendo el rompecabezas nuevamente”, dijo el profesor Douwe van Hinsbergen, de la Universidad Utrecht de Holanda y líder de la investigación, a Live Science.

Con información de BBC Mundo.

Lee también: El sueño americano (legal) tiene precio: con 500,000 dólares puedes hacerlo real