Samsung tomó ventaja en la carrera de los teléfonos inteligentes del año al presentar su nuevo flagship en el Mobile World Congress de Barcelona en febrero pasado. El Galaxy S9 llegó rápidamente al mercado y muy probablemente será uno de los favoritos de los usuarios.

La familia S9 es una extensión de la generación previa que actualiza el poder de procesamiento y hace una distinción entre el S9 y el S9 Plus, reservando la cámara dual para la versión de pantalla más grande, y es justo la cámara la función que tuvo la actualización más significativa, permitiendo grabar video en cámara ultra lenta en 960 cuadros por segundo.

En términos generales, el S9 sigue siendo un sólido competidor a Android del año. ¿Vale la pena? Lo probamos para ustedes.

 

PUBLICIDAD

Diseño y materiales

El S9 mantiene la línea de su predecesor, con su Infinity Display, una pantalla prácticamente sin biseles que abarca buena parte del frente, costados más delgados y un marco de aluminio y Gorilla Glass en la parte trasera.

el cambio más radical, uno muy afortunado, es el cambio de ubicación del sensor de huella digital, que pasó de estar a un costado del lente de la cámara trasera a debajo de éste, lo que evita que se ensucie el objetivo de forma accidental y lo hace más fácil de ubicar.

 

Pantalla

El Infinity display de Samsung es quizá el mejor en el mercado actualmente. Las pantallas Super AMOLED, de 5.8 y 6.2 pulgadas del S9 y S9 Plus, respectivamente, tienen una resolución máxima de 1440 x 2960 y densidad de pixeles de 570 y 529 pixeles por pulgada.

El display es además compatible con el estándar HDR 10, cuenta con 3D touch (sólo debajo del botón de home) y función Always On, que te permite ver notificaciones y la hora y fecha de forma permanente.

Puedes pasar de HD+ (1480×720 pixeles) a FHD+ (2220×1080) o  WQHD+ (1960×1440) dependiendo de tus preferencias y de cuánto quieras ahorrar batería (aunque en realidad no notamos una diferencia significativa en el consumo entre la configuración más baja y más alta). Vale la pena recordar que el “+” en los formatos responde al cambio que se dio desde el S8 en la relación de aspecto de la pantalla, que solía ser 9:16 y ahora es 18.5:8, es decir, más alargada.

Más allá de los aspectos técnicos, el S9 tiene un display grandioso. Punto.

 

Cámara

La cámara tiene un gran desempeño en el departamento de fotografía, pero el principal diferenciador ahora es su capacidad de grabar video en cámara ultra lenta, a 960 cuadros por segundo (algo que vimos por primera vez en el Xperia XZ Premium de Sony en 2017).

La cámara principal, de 12 MP (f1.5-2.4, 26mm, 1/2.5″, 1.4µm) tiene un comportamiento notable en condiciones de baja luz y, en el caso del S9 Plus, también ofrece una segunda cámara con un Zoom óptico 2X.

Una apertura más amplia permite la entrada de más luz, especialmente en condiciones donde es escasa, pero los objetos pierden definición en los contornos, para solucionarlo, Samsung recurrió a la apertura dual, permitiendo a su cámara principal moverse entre f2.4 y f1.5, adaptándose mejor a distintas condiciones de iluminación.

Aquí, algunos ejemplos de imágenes:

En el caso del video, el S9 puede grabar en 4K a 60 fps, Full HD a 240 fps, HD a 960 fps. De todos ellos, el más llamativo es el de 960 fps, que da un dramatismo especial a las imágenes y, aunque el S9 lo hace muy bien, creo que es necesario enfatizar que grabar imágenes en movimiento a esas velocidades tiene un precio, y ello se debe a que la cantidad de luz que llega al sensor es mucho más limitada, lo que reduce la calidad de la imagen comparado con los 60 cuadros por segundo que se obtienen en 4K. No obstante, el resultado es sorprendente:

Finalmente, la cámara entrega Al respecto, DXOMark, el sitio de benchmarking de fotografía digital, dio al S9 Plus 99 puntos (frente a los 97 del iPhone X), 104 para fotografía y 91 en video, resaltando el control de ruido, la rapidez y precisión de su enfoque automático y lo brillante y vivo de sus colores en la mayoría de las situaciones.

 

Desempeño

Para América, Samsung decidió darle a sus S9 un Snapdragon 845 de Qualcomm, el procesador más sofisticado de la compañía con sede en San Diego, que permite no sólo tener grabar video a 960 cuadros por segundo, sino también permitir velocidades de descarga superiores a 1 Gigabit —lo que lo pone en el selecto club de los equipos ideales para aprovechar la red 4.5G de Telcel, por ejemplo—.

Tanto el S9 como el S9+ tienen 4GB en RAM y, combinados con el procesador y Android 8.0 (Oreo), tienen un desempeño superior que lo coloca como el Android más potente de venta en México, de acuerdo a las pruebas de benchmarking de Antutu.

 

Batería

Éste es más que nunca un tema clave porque las pantallas sin biseles son la moda, especialmente porque hay cada vez más pantallas de más de 6 pulgadas que, además, tienen resoluciones de QHD o hasta 4K.

Con 3,000 y 3,500 mAh de capacidad, las baterías del S9 y el S9+ están lejos de ser las más robustas, sin embargo su cargador rápido y la carga inalámbrica hacen mucho más fácil vivir sin ansiedad de que la batería se drenará en cualquier momento.

Dicho lo anterior, en entornos muy demandantes, la duración de la batería puede ser de menos de 24 horas, así que es probable que quieras salir con tu cargador en la bolsa si te espera un día ajetreado.

 

Seguridad

Al igual que su predecesor, el S9 tiene incorporada Knox, la plataforma de seguridad de Samsung que cubre tanto el software como el hardware, haciendo el él un equipo ideal tanto para el uso personal como para el corporativo (aunque en la práctica ambos siempre se mezclan).

Para el desbloqueo del equipo puedes usar el lector de iris, el sensor de huella digital, el reconocimiento facial (que funciona razonablemente bien incluso en condiciones de poca luz aunque no es tan poderoso como el del iPhone X), un patrón, pin o una clave. También puedes usar varias de ellas al mismo tiempo, yo tengo configurado el reconocimiento facial, la huella y el patrón.

 

Samsung Pay

La plataforma de pagos móviles de Samsung tiene cada vez más tracción en México con miles de negocios en la red. Hasta ahora acepta tarjetas de Banorte, Banregio, Citibanamex, HSBC y Santander —es poco probable que BBVA Bancomer se suba ya que tiene su Wallet—. En general la experiencia es muy simple y conveniente.

 

Balance

El Galaxy S9 es como deber lucir, sentirse y funcionar un Android de gama alta, flexible, personalizable y con capacidades muy robustas. A su favor juegan su pantalla, un desempeño superior, una cámara que funciona bien en todos los ambientes, su resistencia al agua (es sumergible hasta un metro de profundidad) y sus características de seguridad. Tiene poco en contra, el tema de la batería puede resolverse con el cargador rápido (y, siendo realistas, no hay equipos en la gama que ofrezcan mucho mayor tiempo de autonomía) y su precio, el S9 se vende por 18,169 pesos y el S9 Plus, por 20,999 pesos, pero la calidad cuesta. Aquí están los precios de Telcel y AT&T.

 

 

Siguientes artículos

Banco de México-banxico
¿Cómo un diablito explica qué pasa con el SPEI?
Por

Una semana más y los ciberdelincuentes volvieron a hacer de las suyas para complicar sueldos, pagos a proveedores y tran...